problemas internos de reino unido