Cristina Cifuentes. Operación Lezo