Diario de análisis, reflexión y valores    

 

El “silencio” del papa Benedicto XVI sobre Francisco hace mucho bien a la Iglesia de hoy

A sus 90 años, Benedicto XVI vive con tranquilidad en el Vaticano, pasa sus días rezando, recibiendo correspondencia, leyendo, paseando y estudiando. El Papa emérito ha demostrado, con su silencio hacia las posturas críticas a Francisco, una gran humildad y lealtad hacia el Pontífice.

Cuatro años después de la renuncia al pontificado por parte de Benedicto XVI, la existencia de un Papa emérito no se advierte como algo extraordinario, pese a que no ocurría desde hace más de 700 años. ¿La clave? Una de ellas la aportaba recientemente su secretario particular, monseñor Georg Gänswein: el silencio que ha mantenido durante estos años.

A su juicio, “el silencio del papa Benedicto XVI, en plena lucidez, está hablando a los fieles. Hace mucho bien al pueblo de Dios”. Para un teólogo de la altura de Ratzinger, pensador y habituado al trabajo intelectual, permanecer en silencio, sin manifestar su juicio o comentar situaciones particulares, es algo admirable, una prueba de humildad y de lealtad al Pontífice y a toda la Iglesia.

Un reciente libro sobre Benedicto XVI relata cómo en los primeros meses de retiro en el monasterio Mater Ecclesiae, donde reside el Papa emérito, algunos personajes se acercaban a él con posturas críticas al papa Francisco, tratando de encontrar comprensión o empatía. Desde esos primeros momentos, la postura de Benedicto XVI fue tajante, cortando por lo sano cualquier manifestación crítica. En su residencia no iban a encontrar un aliado y es algo que el actual obispo de Roma conoce y aprecia.

Frente a quienes han tratado de enfrentarlos, el secretario del Papa emérito afirma que “ve al papa Francisco como un hombre de este tiempo, un verdadero testigo del Señor, uno capaz de fortalecer la fe de las personas, con valentía, incluso a veces con métodos poco tradicionales. Pero este es su estilo, cada uno tiene el suyo y este es el de Francisco, que es muy apreciado por el papa Benedicto”.

El libro de la gran entrevista papal

Algunos de los libros publicados este año, con ocasión del 90 cumpleaños del papa Benedicto XVI, han aportado una nueva luz sobre su pontificado. Monseñor Gänswein ha destacado que “estos libros le han dado una alegría al Papa emérito, ya que en ellos se aprecia un afecto y un reconocimiento que antes se echaba en falta”. La declaración pone de manifiesto el vacío con el que tuvo que ejercer su autoridad durante los años de pontificado.

¿Y cómo es su vida diaria hoy día? Cuenta Gänswein que ve cada día como un regalo. Recibe muchas cartas, lee, estudia y da un paseo a las siete de la tarde a la gruta de Lourdes de los Jardines Vaticanos. Un paseo que, con el tiempo, se ha hecho siempre más corto, pero más intenso. Cena a las siete y media y ve las noticias por televisión. Y termina el día tranquilo”.

En ese entorno del monasterio dentro del pequeño Estado Vaticano, Benedicto XVI “reza y se prepara para la muerte”. Según su secretario particular, “es una persona que vive en paz consigo mismo y sobre todo con el Señor”. La serenidad con la que vive hace que no haya perdido el sentido del humor.

Un Colegio Cardenalicio universal

Sobre esa serenidad que transmite el Papa emérito también ha hablado recientemente el que fuera su jefe de Prensa, Federico Lombardi. Ante las especulaciones que generó su renuncia, Lombardi asegura que, cuando le explicó que no se sentía con fuerzas para seguir gobernando la Iglesia, “no tuve la menor duda. Para mí era tan evidente la motivación que un hecho que sabía que era extraordinario en la historia de Iglesia se me hizo muy natural”.

Lo que a Lombardi le asombra es cómo “a sus noventa años sigue siendo una persona que demuestra una profundidad admirable. Desde su infancia, es un hombre que siempre ha buscado la verdad, que no ha dejado de hacerse preguntas y, con el paso del tiempo, siempre con un horizonte más amplio”.

Escrito por

Periodista. CEO de RomeReportsTV en Italia.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons