El Vaticano y China se acercan pero con daños colaterales . Se necesita tiempo y paciencia

Por ANTONIO OLIVIÉ (ROMA) | En este camino de reconciliación, con un Gobierno que lleva décadas sin respetar la libertad religiosa, hay numerosos obstáculos, pero también oportunidades que se tratan de aprovechar.