Diario de análisis, reflexión y valores    

 

Trump y la planificación familiar . Educar en valores beneficia a toda la sociedad

Detrás de cada decisión de la Administración Trump se esconde la polémica. Y más aún si tiene que ver con la planificación familiar. Cortar el grifo de los fondos federales a las grandes redes de clínicas abortistas abre un debate tan interesante como necesario.

Fue una de sus promesas de campaña electoral, uno de los motivos que cosecharon los votos de una América que, si bien no casaba con la mayoría de los presupuestos de Donald Trump, quería volver a sus raíces. Por eso, el binomio Trump y la planificación familiar tenía asegurada la polémica.

El mayor de los problemas del Gobierno que Donald Trump está ejerciendo sobre la principal potencia del mundo radica en que sus polémicas declaraciones, sus numerosos vaivenes políticos, su aparente suficiencia internacional y sus constantes cambios de rumbo copan hasta tal punto los titulares de los medios que resulta tremendamente complicado llevar a cabo un análisis sensato del calado de algunas de sus decisiones.

La polémica en torno a Trump y la planificación familiar

Esto es precisamente lo que ha ocurrido con la polémica desatada por la retirada de fondos del plan federal del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) tanto a Planned Parenthood como a otras organizaciones que suministraban servicios de “salud sexual y reproductiva” con una amplia presencia del aborto.

Trump y su defensa del derecho a la vida . Una causa necesaria para fortalecer la democracia

La medida, tachada de ideológica por los defensores de estas instituciones, que han visto repentinamente mermadas sus fuentes de ingresos, no reduce los fondos federales, sino que prioriza su concesión a otro tipo de organizaciones que también se ocupan de la planificación familiar pero que rehuyen el aborto. La cuestión se judicializó de inmediato, pero el tribunal ha dado la razón a la Administración Trump en materia de planificación familiar, al considerar que esa nueva gestión de los fondos sigue cumpliendo con el precepto legal recogido en el Título X, que requiere “dotar de servicios de planificación a cualquier persona que los demande con prioridad para las de pocos recursos”.

El aborto, una industria multimillonaria

Si la decisión de Trump es ideológica, electoralista o por convicciones morales es una cuestión en la que no voy a adentrarme. Sin embargo, merece la pena destacar el fenómeno que se ha producido en buena parte del mundo en las últimas décadas, en las que el debate sobre el aborto se disimula bajo la vendible defensa de los supuestos derechos de la mujer a decidir, pero esconde, en realidad, una industria multimillonaria que se ha valido de cuantiosos recursos públicos para su subsistencia.

Las acaloradas protestas de Planned Parenthood y otras organizaciones dedicadas a promover el aborto cuando han limitado las subvenciones que recibían han puesto el foco en esta cuestión económica tantas veces soslayada por los proabortistas. Porque no interesa que se sepa que este es un negocio, y fructífero. Ni interesa que se sepa hasta qué punto a las consumistas e individualistas sociedades modernas les conviene la destrucción de la familia para potenciar unos valores que son precisamente lo contrario a lo que se aprende en el hogar.

Irlanda abdica de la defensa de la vida no nacida y se une a la Europa poscristiana

La pregunta que nos queda plantearnos es qué ocurriría si el apoyo económico se destinase de manera decidida a mantener y promover una serie de valores que redundasen en beneficio de la familia: unidad familiar, primacía del afecto sobre el dinero, generosidad para con los hijos y la sociedad, apoyo a las familias o personas con dificultades económicas para que no opten por el aborto…

En realidad, es el conjunto de la sociedad la que sale ganando, porque unos ciudadanos educados en el seno de una verdadera familia desarrollan una serie de hábitos que revierten, a la postre, en beneficio de todos. De modo que el binomio Trump y la planificación familiar, sean cuales sean los motivos que han animado al presidente, nos abre los ojos sobre un problema de más profundo calado.

Imagen de portada: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rodeado de niños durante una celebración de la Pascua
Tags publicados
Escrito por

Doctora en Periodismo, especializada en investigación sobre la vinculación entre medios de comunicación, familia y educación. Miembro del Instituto CEU de Estudios para la Familia y directora de la revista "Hacer Familia".

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons