Diario de análisis, reflexión y valores    

 

Los Reyes, embajadores de España ante el Reino Unido . Más lazos que discrepancias

La visita de los Reyes de España al Reino Unido ha fortalecido los vínculos existentes entre ambos países y ha demostrado que tienen más lazos en común que diferencias. El punto de discordia siempre ha sido Gibraltar, pero ahora el brexit es el principal desafío.

Es por todos sabido que los Reyes han realizado, por fin, su viaje de Estado al Reino Unido, un  viaje que se había visto aplazado por las circunstancias políticas que se han vivido en nuestro país en los últimos meses, a raíz de la incertidumbre electoral.

Han pasado tres décadas desde que los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía, fueran en visita oficial a saludar a sus homólogos británicos. En estos treinta y un años que median entre 1986 y 2017, el punto de discordia siempre ha sido Gibraltar. Ya en la luna de miel de los príncipes Carlos de Inglaterra y Diana de Gales, el tema volvió a saltar a la palestra cuando visitaron el Peñón, como primera parada en su viaje nupcial. La pareja partió el 1 de agosto de 1981 de Gibraltar, en un crucero por el Mediterráneo a bordo del yate real Britannia. Cerca de 20.000 personas, con banderas británicas, les aclamaron, convirtiendo este viaje privado de la pareja en un acto de exaltación nacional. Doña Sofía calificó este hecho como una torpeza innecesaria, según cuentan algunos cronistas de la época, pero los monarcas españoles tuvieron notables muestras de afecto mutuo posterior con los príncipes ingleses en sus veraneos en Marivent.

Más lazos de unión que diferencias

Gibraltar ha estado también presente en este viaje oficial de don Felipe y doña Letizia: su mención en el discurso del Rey en la Cámara de los Comunes levantó algunas ampollas, como destacaron los titulares del diario Telegraph, el Independent o la cadena de televisión SkyNews. No obstante lo cual, España y Reino Unido han demostrado que tienen más lazos en común que diferencias. Prueba de ello fue la cariñosa despedida de la reina Isabel II a Don Felipe y Doña Letizia. La monarca británica no es dada a los besos y, sin embargo, se mostró muy afectuosa en la escalera de Buckingham Palace, antes de que nuestros Reyes emprendieran el viaje de vuelta a Madrid. El protocolo inglés no deja nada al azar y esos besos, al igual que las trompetas que sonaron como salutación a don Felipe, demuestran el mutuo respeto y admiración entre ambas Casas Reales. Los diarios ingleses también reflejaron la pompa y boato del recibimiento e incluso doña Letizia fue portada del Times.

El futuro de los españoles en Reino Unido

Durante estos tres intensos días, los temas que han centrado la visita han sido la política exterior, el brexit y la ciencia, ya que son muchos los científicos españoles que trabajan allí. Don Felipe coincidió en diversas etapas del viaje con españoles que viven en el Reino Unido, tuvo palabras de cariño para los españoles residentes y, para los que, de repente, dejaron de serlo por culpa del terrorismo, como Ignacio Echeverría y Aisha Frade. También estuvo en su recuerdo Miguel Ángel Blanco, a través de la página oficial de Twitter de la Casa Real, a quien mostraron su sentido y emocionado recuerdo.

La visita de los Reyes ha tenido un gran eco mediático en ambos países, no solo por la elegancia de la Reina Doña Letizia o por el exquisito y cuidado protocolo inglés, sino también por el claro interés mutuo en fortalecer las relaciones entre España y Reino Unido. La familia real inglesa, casi al completo, arropó en su visita a nuestros monarcas, e incluso el príncipe Harry se estrenó como anfitrión en el paseo por la Abadía de Westminster. Ello no es casualidad. Son muchos los españoles residentes en el Reino Unido, como también son muchas las empresas españolas que dan trabajo a los británicos. Para unos y otros, el brexit es el gran desafío a corto, medio y largo plazo. De ahí la importancia de la visita de los Reyes.

El discurso del Rey

Como señaló el Rey, en su discurso durante la cena de gala en Buckingham Palace:

“La cercanía hispano-británica se asienta actualmente de manera singular en la proximidad de nuestros pueblos y sociedades civiles. Durante los últimos treinta años miles de británicos se han instalado en España y miles de españoles lo han hecho en Gran Bretaña, y de este modo han convertido nuestros respectivos países en sus hogares, creando vínculos afectivos muy profundos (…). La profundidad de nuestros vínculos y la solidez de nuestra amistad ayudarán a que se pueda abordar entre nuestros respectivos Gobiernos cualquier cuestión en la que persistan discrepancias, con la mejor voluntad y el más alto espíritu de colaboración”.

Las consecuencias del brexit

La gran pregunta es cómo afectará el brexit a España. En función de cuáles sean las condiciones finales de la ruptura con el espacio comunitario, los españoles podremos valorar mejor los efectos sobre el crecimiento económico, las relaciones comerciales e incluso las condiciones para los españoles residentes en suelo británico. Si nos aferramos a los datos del turismo y las reservas hoteleras de los británicos en nuestro país, para julio y agosto de 2017, nada parece haber cambiado respecto a años anteriores. Incluso los datos muestran que el turismo en España (inclusive el de origen inglés) va a crecer, como consecuencia de la inestabilidad de otros clásicos destinos turísticos mediterráneos, como Turquía, Túnez, Egipto o la propia Francia. Si, por el contrario, llevamos el balance del brexit al sector primario o secundario, las consecuencias para la economía española son más difíciles de cuantificar, porque dependerá de cómo evolucionen las negociaciones entre Londres y Bruselas para articular la desconexión.

Reino Unido se aleja del continente

El brexit será un proceso largo, aunque Theresa May desee acortar los plazos. La sociedad británica apostó por la salida de la Unión, pero no mostró un masivo entusiasmo por la misma, a lo que se añade que su partido, el partido conservador, ha perdido la mayoría absoluta en las últimas elecciones legislativas.

En el marco de este confuso panorama, la delegación española ha vuelto muy satisfecha. La visita ha fortalecido los lazos existentes entre ambos países y los guiños y muestras de cariño han sido constantes. Se puede valorar, por tanto, de forma muy positiva el viaje de los Reyes, como Embajadores de España ante el Reino Unido.

Imagen de portada: Los Reyes de España, Felipe VI y doña Letizia, saludan a los monarcas de Inglaterra, Isabel II y Felipe de Edimburgo, durante su visita al país | Casa de S.M. el Rey
Escrito por

Profesora titular de Ciencia Política en USP CEU, doctora en Estudios Europeos por CEU Cardenal Herrera, máster en Ayuda Internacional Humanitaria por la Universidad de Deusto y experta en sistemas políticos comparados y procesos electorales.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons