El rechazo de la euroorden por la justicia belga es un problema europeo más que español

Por LUIS NÚÑEZ LADEVÉZE | El rehúso de las euroórdenes es un síntoma más inquietante para el porvenir de Europa que para la estabilidad española.