Presupuestos tóxicos: el Estado no pertenece al político que lo administra

Por JAVIER FERNÁNDEZ ARRIBAS | El uso particular y partidista de los presupuestos generales del Estado, la ley que debe resolver los problemas de la ciudadanía, es de una impostura moral y política muy grave.