Diario de análisis, reflexión y valores    

 

De las sospechas de plagio en la tesis de Pedro Sánchez a la mentira en el Congreso

Las irregularidades académicas siguen en el centro de la política. Las sospechas sobre el plagio de la tesis de Pedro Sánchez que ha publicado el diario ABC han llegado al Congreso y han obligado al presidente a  la publicación de la misma.

El principal problema del plagio de la tesis de Pedro Sánchez no es que sea un plagio, que lo es, sino que no sea una tesis. El segundo problema es que haya merecido un apto cum laude por un tribunal que tampoco lo es, por no cumplir los requisitos exigidos académicamente para formar un tribunal. El tercer problema del plagio de la tesis de Pedro Sánchez es que haya mentido en el Congreso al decir que está colgada en la red TESEO, cuando no era cierto. A la desesperada, después de seis años de ocultar el bodrio, cuando han quedado en evidencia todas las costuras de esta tesis, que Rajoy calificaría de tan Frankenstein como su Gobierno, Sánchez la hace pública cuando las costuras eran de conocimiento general.

Pasamos inesperadamente de la cuestión de los másteres convalidadores al plagio de la tesis de Pedro Sánchez. Se defendió en 2012, en la Universidad Camilo José Cela, y está depositada en su biblioteca. Para su defensa se registró en el departamento en el mismo año. Cómo el presidente fue capaz de elaborar en menos de un año una investigación personal y original que habitualmente requiere una dedicación mínima de tres años es una pregunta que la confirmación de plagio de la tesis de Pedro Sánchez explica por sí sola. También explica que la Universidad Camilo José Cela esté ahora bajo sospecha, tanto como puede estarlo la Rey Juan Carlos, por aceptar un tribunal que no cumple las condiciones legales y por aceptar el extravagante mandato de no facilitar su consulta.

Hace tres años, el periodista Javier Negre publicó un reportaje en el que narra su visita a la Camilo José Cela para cotejar la tesis Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público 2000-2012, defendida por Pedro Sánchez Pérez-Castejón. Estaba “custodiada bajo llave”, dice. De su descripción se desprende que no es una tesis doctoral, sino una recopilación de informes. Pero lleva el respaldo de su directora y de un tribunal de cinco doctores que no reúnen las condiciones exigidas a miembros de un tribunal de tesis y que la calificaron con un apto cum laude. ¿Cohecho, además de plagio?

En 2013 se publica el libro La nueva diplomacia económica española, de Carlos Ocaña Urbis, que puede adquirirse en Amazon. No es la tesis, pues no figura Pedro Sánchez como autor único. Es una extracción firmada por un economista sospechoso de ser coautor de la tesis y rubricada por Sánchez.

¿Cómo una tesis puede publicarse un año después como texto de un autor distinto del de la tesis? Es importante este dato. La tesis debe ser un trabajo personal y  una investigación original. Aportación de nuevo conocimiento. Lo que aparece aquí como tesis es el material que suele incorporarse como anexo al final de una tesis, no como parte de ella.

Lo presentado como tesis de Pedro Sánchez, no lo es académicamente hablando, no es individual, sino la reproducción de trabajos de otros autores, no es original, pues no hay aportación investigadora que concrete la adición de nuevo conocimiento. Aunque el plagio de la tesis de Pedro Sánchez no fuera un plagio, seguiría sin ser una tesis.

La oculta tesis doctoral de Pedro Sánchez y la fantasmagórica licenciatura de Begoña Gómez

El plagio de la tesis de Pedro Sánchez hubiera permanecido en penumbra si la estrategia gubernamental no se hubiera pasado de frenada. Era sintomático que la información sobre el máster de Carmen Montón que provocó la destitución de la exministra procediera de eldiario.es, periódico afín a la causa izquierdista. La estrategia ilumina el objetivo del movimiento: sacrificar un alfil, Carmen Montón, a cambio de ganar la reina enemiga, Pablo Casado, por el mismo motivo que se cede al alfil.

Como ocurrió con Cristina Cifuentes, la dimisión de Montón se ha producido en dos tiempos por dos motivos. Con Montón, este segundo tiempo ha sido todavía más rápido que el de la cleptomanía de Cifuentes. Como no bastaba con dejar el máster bajo sospecha, hubo que añadir el plagio para conseguir que dimitiera. Ambos ceses, el de Montón y el de Cifuentes, provocados por fuego amigo, tienen la misma respuesta al quid prodest: el Partido Socialista. Para debilitar al PP, ¿qué mejor que provocar la dimisión de una ministra por un máster en la Universidad Rey Juan Carlos para hacer insostenible la situación de Pablo Casado?

Con la interpelación de Albert Rivera, el plagio de la tesis de Pedro Sánchez saltó al Congreso. En lugar de poner la tesis doctoral a disposición de investigadores, como haría un doctor orgulloso de lucir un trabajo calificado con sobresaliente cum laude por un tribunal de cinco doctores cualificados, dice que su tesis está colgada en la red TESEO.  Innovaciones de la diplomacia económica española: Análisis del sector público (2000-2012) no está colgada. Solo aparece la ficha bibliográfica. Registrar una ficha de biblioteca no es lo mismo que colgar una tesis. Que los datos bibliográficos no fueran accesibles en TESEO sería sospechoso de cohecho. Como se trata de la tesis, no de su ficha, el resultado es que al posible cohecho en la formación del tribunal y a la sospecha de plagio de la tesis de Pedro Sánchez se añade la mentira al Congreso. Se publica para lavar la mentira y disimular el cohecho.

Los problemas de Sánchez no acaban. La universidad arguye que no puede mostrarla para proteger la propiedad intelectual del plagio. Hasta ahora, la propiedad intelectual tenía por función escudar a los autores contra el plagio. Forzados por la situación, los estrategas de Sánchez deciden, tarde y mal, hacerla pública ante la seguridad de que nadie será tentado a plagiarla.  Podría resultar ahora que la estrategia hilvanada contra Casado no termine con un trueque no acabe con trueque de un alfil por la reina, sino con jaque mate al rey.

Imagen de portada: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión parlamentaria en la que fue preguntado por su tesis doctoral | congreso.es
Escrito por

Periodista y escritor. Profesor emérito de la USP CEU.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons