El PSOE encara en 2018 la obra de Zapatero y Sánchez: su paulatino debilitamiento político

Por CARLOS CUESTA | EL PSOE tendrá complicado recuperarse si no cambia su rumbo de autodestrucción. Puede pasar a ser un partido residual.