Diario de análisis, reflexión y valores   

 

Sánchez, es tu momento, devuélvenos a Greenwich. Cambiar la hora es buena idea

El huso horario de España, modificado por Franco, es una buena oportunidad para que Pedro Sánchez se apunte un tanto. La Comisión Europea propone eliminar el cambio de hora, una medida que beneficiaría a todos.

La propuesta que hará la Comisión Europea al Parlamento y después al Consejo para eliminar el cambio de hora en los 28 países de la Unión Europea puede ser una buena oportunidad para que Pedro Sánchez cambie también el huso horario de España, establecido por Francisco Franco en 1942, y volvamos a Greenwich. Con esta decisión conseguiría su primer éxito como presidente y una gran satisfacción personal: cambiar una cosa que hizo Franco y hacerlo con el aplauso de los ciudadanos y sin alborotar el gallinero, como le ha ocurrido con la determinación de exhumar los restos del dictador del Valle de los Caídos.

 

Le compensaría de tanto quebradero de cabeza como le produce su continuo cambio de criterio en la gobernanza de España, que se manifiesta en su errática política migratoria, en la fiscal, en el techo de gasto y consiguiente aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2019, en la parálisis en el modelo de financiación autonómica, en las atribuciones impropias, en la guerra del taxi y en la crisis en Cataluña, con los independentistas campando a sus anchas, mofándose de España y amenazando al Estado. Las migrañas que, sin duda, padece por todas las acciones de Gobierno que ha propuesto y no ha conseguido podrían tornarse en un pasajero dolorcillo de cabeza si aprovecha esta oportunidad que le brinda la Comisión Europea para el cambio de hora en España. Porque de las cosas más fáciles y rentables que puede hacer está la de que España vuelva a la hora de Greenwich, de la que nos sacó Franco en 1942 para demostrar a Hitler, en plena Segunda Guerra Mundial, el supuesto aprecio del pueblo español hacia el alemán. Con un decreto ley, el Generalísimo igualó el horario oficial español con Berlín, corazón de la Alemania nazi, abandonando la hora de los aliados y de la pérfida Albión que habíamos adoptado en 1884, año en el que una conferencia internacional acordó que el meridiano de Greenwich, que pasa por Castellón, fuese el de referencia para establecer el día universal. Desde entonces, nuestra hora peninsular es una más que la solar, que la de Londres, Lisboa y Rabat, impidiendo el mismo huso horario en toda España y en toda la Península Ibérica.

El cambio de hora y sus dudosos beneficios: ahorros que no justifican los inconvenientes

Para la mayoría de los expertos, empezando por esa reencarnación de don Quijote y prototipo de caballero español que es el catalán Ignacio Buqueras y Bach, fundador de la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles, y siguiendo por los principales empresarios del Ibex 35, si España volviese a igualar su reloj con Greenwich ganaríamos competitividad, conciliación familiar y sueño. En consecuencia, el 28 de octubre, el Gobierno, mediante otro decreto ley, fórmula jurídica a la que es aficionado, debería igualar la hora oficial con la de Greenwich. Y como el hombre es tiempo, repartiríamos mejor las 24 horas del día en las habituales tres franjas de ocho (sueño, trabajo y conciliación/ocio), aumentando nuestra productividad un 19%, según esos estudiosos, ahorrándonos 300 millones en consumo eléctrico y racionalizando los horarios, que falta hace.

Para facilitar esta decisión, RTVE, que felizmente no tiene dependencia económica de la publicidad para elaborar sus parrillas, podría adelantar el Telediario de las 21 a las 20 horas en un plazo moderado, acabando el prime time a las once de la noche. Esta decisión, sin coste económico y con notable ahorro de parrilla, arrastraría a las televisiones privadas a hacer lo mismo. ¡Ánimo, Sánchez!, aquí tienes una oportunidad para que los españoles te agradezcan enmendar una decisión de Franco que beneficia a todos y por la que pasarás a la historia. ¡Decide el cambio del huso horario de España!

Escrito por

Ex Vicepresidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), articulista de La Voz de Galicia, miembro del Grupo Crónica. Primer director de Noticias de Antena 3 Televisión. Premio Salvador de Madariaga. Antenas de Oro y Plata.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons