Humillación al Rey y alegato contra Occidente, dos objetivos de la manifestación de Barcelona

Por EUGENIO NASARRE | La manifestación de Barcelona fue una humillación al Rey, un aquelarre, acaso el más grave que he presenciado en los cuarenta años de democracia.