Diario de análisis, reflexión y valores    

 

El futuro del PP . Pablo Casado abre la puerta para recuperar la identidad y a los votantes

El PP ha salido reforzado con la elección de Pablo Casado. Tras su victoria sobre el marianismo, el nuevo presidente tiene derecho a aspirar a todo. Tras celebrar su primer Comité Ejecutivo en Barcelona, visitará Ceuta para mostrar su apoyo a la Guardia Civil.

El triunfo, más holgado de lo previsto, de Pablo Casado en las elecciones para zanjar quién iba a ser el sucesor de Mariano Rajoy al frente del Partido Popular ha tenido como primera consecuencia la resurrección de un grupo político que, aglutinando al centro derecha, aspira a representar lo que su fundador, Manuel Fraga, llamaba la mayoría natural. “El PP ha vuelto”, proclamó Casado, aclamado por los compromisarios, a los que había pedido votar en libertad y con el corazón, después de encandilarlos con un discurso brillante y cálido, que anticipaba lo que va a ser su política como nuevo presidente y el futuro del PP.

Entre la continuidad que representaba Soraya Sáenz de Santamaría y la revolución tranquila, no desprovista de audacia y de astucia, del antiguo dirigente de las Nuevas Generaciones, el PP eligió la renovación. Ese es el futuro del PP. No es la primera vez que el partido tiene que enfrentarse al trance de la refundación. Ya lo hizo en otro momento con José María Aznar, para constituirse en alternativa al Partido Socialista. Aquel bipartidismo sigue en pie, y la vuelta del PP lo confirma. Mala noticia para Ciudadanos, y también para el PSOE.

Pablo Casado tiene derecho a todo

El joven exvicesecretario de Comunicación no ha querido disimular su compromiso con el ayer. Al día siguiente de la proclamación, visita a Galicia, al funeral por Gerardo Fernández Albor (un histórico presidente de la Xunta que ha muerto a los cien años), con guiños al pasado gallego del partido y a un personaje que le ha ayudado desde la sombra, Alberto Núñez Feijóo, y que podría haber ocupado su puesto. Después, entrevistas en el despacho mayor de Génova, convertido en Pórtico de la Gloria, con Mariano Rajoy, con José María Aznar (que no pisaba la sede desde hacía dos años) y hasta con otro presidente fugaz, pero esforzado, llamado Antonio Hernández Mancha. El joven empleado que ha llegado a la cumbre enseñando a sus antiguos jefes una habitación con vistas al futuro, al futuro del PP. Todo está en orden. El mismo sofá, la vieja mesa de siempre, las mismas ventanas al Madrid bullicioso del centro de la capital. Como el despacho, este es el PP de siempre, el que ha salido reforzado y seguro del congreso del Hotel Auditorium.

https://twitter.com/pablocasado_/status/1022487823285473281

Desde aquí se quiere construir el futuro del PP. A los 37 años (la edad de Walt Whitman cuando escribió su “Canto a mí mismo”, que arranca, majestuoso, con estos versos: “Tengo treinta y siete años, mi salud es perfecta / y con mi aliento puro / he empezado a cantar y no dejaré de hacerlo hasta que me muera” ), Pablo Casado, después de su arrolladora victoria sobre los restos del marianismo, tiene derecho a aspirar a todo: a enterrar un modo vergonzante de hacer política socialdemócrata; a renovar un aparato burocrático cansado; a sostener sin complejos un cuerpo doctrinal que ha sido la seña de identidad del PP y, sobre todo, a parar la insolencia de Pedro Sánchez, que ha olvidado que ganó la moción de censura con el respaldo de un patchwork ideológico, y no en unas elecciones, y que con solo 84 diputados está dispuesto a poner todo patas arriba.

Pablo Casado y la España de los balcones . La defensa sin complejos de una gran nación

El patchwork (una colcha con retales de colores) no es más que una pieza hecha de remiendos, en busca de la estética de la diversidad. Pero en política no siempre funciona. Y menos aún si uno de los socios quiere situarse por encima de los demás, establecer una relación bilateral y amenaza con apretar las tuercas (“hay que tocar la gaita a Madrid”, dijo el nuevo presidente del PDeCat, David Bonvehí) a Sánchez hasta que ceda a la negociación sobre el referéndum. Leña al mono hasta que hable inglés.

El futuro del España debe confundirse con el futuro del PP

La tarea de Pablo Casado, una vez cerradas las heridas que ha dejado la confrontación de los últimos días, pasa, de inmediato, por recuperar sus votantes perdidos y hacer que el lema del XIX Congreso –“El futuro de España”– se confunda con el futuro del PP.

Esta película podría titularse, como tantas, Sonrisas y lágrimas. El enfrentamiento que supone un congreso extraordinario, en el que, al final, quedan solo dos candidatos frente a frente, deja por fuerza heridas duraderas. Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado guardaron las formas en su primer encuentro, aunque poco duró la amabilidad. Soraya plantó al nuevo presidente del partido en el primer Comité Ejecutivo Nacional. No así varios miembros de su equipo, que decidieron integrarse dentro de la nueva estructura del PP. Una estructura en la que triunfaron los mayores apoyos de Pablo Casado y María Dolores de Cospedal: Teodoro García Egea es el nuevo secretario general, Dolors Montserrat sustituye a Rafael Hernando como portavoz de los populares en el Congreso e Ignacio Cosidó será la voz del PP en la Cámara Alta.

Borrón y cuenta nueva para el PP . Pablo Casado, un líder para renovar la formación

Soraya no quería nada especial, pero sí seguir en la política y que hubiera proporcionalidad en la representación que tengan los suyos en los órganos de dirección del partido. O sea, casi todo. No ha sido posible, por supuesto. En el paisaje después de la batalla hay siempre vencedores y vencidos. El objetivo de Pablo Casado es que eso se note poco y por eso cuenta con varios de los derrotados. Eso es la integración. Conseguirlo mientras todo el mundo le está mirando es más difícil que hacer un máster, pero de su mano izquierda también depende la conquista de ese futuro radiante que está llamado a construir.

Imagen de portada: Pablo Casado junto a su esposa, Isabel Torres, tras ser elegido nuevo presidente del Partido Popular | Flickr/PP
Escrito por

Periodista. Expresidente-director general de la Agencia EFE.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons