ETA se rinde . No dejemos que los cobardes escriban los últimos renglones de su historia

Por HILDA GARCÍA | La banda terrorista se va por la puerta de atrás y deja una indeleble estela criminal. No ha vencido al Estado de derecho, pero sus reivindicaciones siguen vivas.