Diario de análisis, reflexión y valores    

 

El discurso del rey Felipe VI hizo ver la luz tras las tristes y aciagas imágenes del referéndum

Las palabras del primer discurso excepcional del monarca, en la noche del 3 de octubre, han provocado un sentimiento de esperanza en la sociedad española, tras los esperpénticos episodios vividos en Cataluña con el referéndum ilegal.

España despierta, por fin, tras el discurso del Rey. Gracias, Majestad. La noche del 1-O fue una noche aciaga, una noche para olvidar. Los españoles (en Cataluña y fuera de ella) nos fuimos tristes y abatidos a la cama. El lunes 2 reinaba el malestar, la preocupación y la sensación de que nada se podía hacer.
El Rey Felipe VI dio un giro súbito a la situación. La noche del martes, en su discurso, habló de Estado de Derecho, de unidad, pero no de diálogo ni de negociación con los golpistas. Esa palabra, “diálogo”, no salió en ningún momento de su boca.

Su expresión facial y corporal daba muestras de su enfado y determinación para parar el golpe. La comunicación no verbal dice más, en ocasiones, que las propias palabras. Los puños de sus manos cerrados, la sinceridad de las palmas abiertas y los dedos separados, el ceño fruncido y el firme tono de voz dejaron claro que la monarquía tomaba partido, moviendo su pieza en el ajedrez político y declarando el jaque mate al Gobierno de la Generalitat.

Desde esa noche, tras esas palabras, los que creen y creemos en la unidad de España y la convivencia hemos empezado a ver la luz. El Rey ha inspirado confianza y seguridad… Las manifestaciones de la Sociedad Civil Catalana en la calle son constantes. La gente ofrece las llaves de su casa a la Guardia Civil, aplaude a la Policía Nacional frente a las comisarías y se han acabado los billetes de tren, autobús y avión para ir a Barcelona a la manifestación del 8 de octubre.
España vibra otra vez de emoción. Se huele la hermandad y el deseo de seguir viviendo juntos. Españoles de condición social muy diversa aplauden unánimemente el discurso de Su Majestad. La amenaza independentista ha hecho renacer la ilusión en España.
¡Viva el Rey!
Imagen de portada: Miles de personas se manifiestan en el centro de Barcelona, ante la sede de la Generalitat, en favor de la unidad de España y contra el referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña. | Agencia EFE
Escrito por

Profesora titular de Ciencia Política en USP CEU, doctora en Estudios Europeos por CEU Cardenal Herrera, máster en Ayuda Internacional Humanitaria por la Universidad de Deusto y experta en sistemas políticos comparados y procesos electorales.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons