El Debate de hoy

Política
P
imagen

Convergencia anticlerical

El arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, es la última víctima de la deriva independentista. El nacionalismo ya no solo ansía el silencio del discrepante, sino que exige una adhesión inquebrantable a todos.

El marco europeo de reconocimiento de su unidad cultural

La Unión Europea ha superado las tendencias disgregadoras de las pretensiones nacionalistas y del populismo masoquista. Queda la voluntad de supervivencia de un conjunto que aspira a ser homogéneo.

imagen

Bienvenido, mister Sánchez

Tenemos Sánchez para rato. Es indudable el éxito del presidente en la negociación con la Unión Europea. Veremos cómo sale de esta Iglesias. Si tiene dignidad, estamos abocados a una crisis de Gobierno.

imagen

Paradojas de la pandemia

Europa no ha olvidado las lecciones de 2008. No es el caso de España, donde el socialismo ha tropezado con las mismas piedras: negación de la realidad, oposición a las reformas y máxima autocomplacencia.

imagen

La política en agosto

Agosto es la gran playa a la que van a morir las olas del año. Hemos vivido un tiempo frenético, cargado de acontecimientos y tensiones, de órdagos a la democracia y jaques a la paz social.

Un Gobierno regresista

El Ejecutivo de Pedro Sánchez niega la verdad y aniquila la responsabilidad. Ni somos más fuertes, ni salimos. Los contagios suben, la economía baja y lo más duro, probablemente, aún no ha llegado.

imagen

El nuevo pensamiento conservador

El futuro de España y de Europa pasa por separar el pensamiento conservador del liberalismo economicista tanto como de los populismos reaccionarios y autoritarios.

Una derrota agria para el Gobierno puede resultar dulce para España

Nadia Calviño ha fracasado en su intento de presidir el Eurogrupo. Cabe dudar de que lo que beneficie al Gobierno de coalición sea lo conveniente para la estabilidad de la España constitucional.

imagen

La marea de tránsfugas que amenaza con ahogar al Gobierno italiano

La fuga de exparlamentarios de 5Stelle está beneficiando al gran favorito en las encuestas, Matteo Salvini. Pese a que durante años clamó contra el transfuguismo, ahora abre los brazos a los desencantados.