No, no volveremos a ser los mismos