Diario de análisis, reflexión y valores   

 

Archivo de RTVE y de No-Do, un fondo apto solo para ricos

Ante el elevado coste del material del Archivo de RTVE y de No-Do, algunas producciones audiovisuales españolas han renunciado a sus imágenes. Una buena política cultural exige cobrar a precio de coste unos recursos que han sido sufragados con dinero público.

Acceder al Archivo de RTVE y de No-Do es cosa de ricos, a juzgar por su precio: entre 2.500 y 2.700 euros por minuto. No es de extrañar que pequeñas producciones audiovisuales españolas renuncien a sus imágenes ante el coste del material, o que otras con más presupuesto, como el reciente filme de David Trueba Si me borrara el viento lo que yo canto, un documental sobre Chicho Sánchez Ferlosio y su disco Canciones de la Resistencia Española, hayan tenido que recurrir a una campaña de Verkami para rematar su financiación.

Durante su presentación a modo de aperitivo en la Fundación Telefónica, Trueba subrayó que “cada minuto del archivo de TVE, un órgano estatal dueño de buena parte de nuestro patrimonio visual, cuesta entre 2.500 y 2.700 euros. Da igual que sea para una superproducción de Hollywood o para un modesto documental”. Y tiene razón el cineasta. La propiedad del valiosísimo archivo de No-Do (Noticiarios y Documentales), creado el 29 de septiembre de 1942 por acuerdo de la Vicesecretaría de Educación Popular y extinguido como organismo autónomo el 10 de enero de 1980, fue adjudicada a la Filmoteca Nacional mediante ley de 24 de febrero de 1982 y, posteriormente, el 30 de septiembre de ese año, se firma el convenio Filmoteca Nacional/RTVE, por el que esta última asume la conservación y comercialización de los fondos de No-Do, manteniendo el derecho de uso para sus producciones.

Este convenio se renovó en 2004 y el 16 de noviembre de 2011 se rubrica una adenda por la que se autoriza la publicación y comercialización de los fondos de No-Do en la intranet, creándose la página web de Filmoteca Española, dentro de la web de RTVE, para la publicación y difusión del Archivo No-Do. Con la renovación del convenio en 2014, se incluye la publicación en la web de todos los contenidos de los que Filmoteca Nacional tiene derechos y su uso libre y comercialización por parte de RTVE.  Hasta aquí la razón jurídica de que los contenidos de No-Do los comercialice RTVE. Una decisión que fue, sin duda, acertada en su día, porque ponía en buenas manos unos ficheros riquísimos que guardan buena parte de la reciente historia gráfica de España.

El Archivo de RTVE, a un precio abusivo

Estos fondos, digitalizados por RTVE a través de su Departamento de Medios Interactivos, están divididos en dos partes:

  • La producción propia de No-Do: los 4.016 noticiarios, de unos diez minutos de duración cada uno, producidos entre 1943 y 1981 (faltan cinco en paradero desconocido), que se emitieron semanalmente entre el 4 de enero de 1943 y septiembre de 1975 con carácter obligatorio en todos los cines “del territorio nacional, posesiones y colonias”, con la intención de “mantener con impulso propio y directriz adecuada la información cinematográfica nacional”, los documentales en blanco y negro y color, la revista Imágenes y su subdivisión Imágenes del Deporte.
  • Y los contenidos producidos por otras entidades y adquiridos o intercambiados por No-Do a lo largo de su actividad: el Archivo Real, un conjunto de 71 documentos cinematográficos sobre el Rey Alfonso XIII y la Familia Real, y el Archivo Histórico (1896-1960), con imágenes divididas en seis secciones: Antes de 1914, Primera Guerra Mundial, España entre guerras, República y Guerra Civil, Segunda Guerra Mundial y Posguerra.

La Agencia EFE y TVE no pueden ser partidistas ni inconstitucionales

Gracias a RTVE, los fondos de No-Do están salvados, bien custodiados, excelentemente conservados, digitalizados y accesibles en la era de Internet, pero no parece razonable su precio de comercialización si tenemos en cuenta que todos esos bienes se sufragaron con dinero público y que RTVE se sustenta también con recursos del contribuyente. Una buena  política cultural en este apartado debería poner el Archivo de RTVE y de No-Do al alcance asequible de cualquier español, por ejemplo, cobrando solo el coste de la copia, como, por cierto, hace la Agencia EFE con su magno archivo gráfico, y fijando un precio mayor y de mercado a cualquier extranjero que lo precise, y mucho más, como dice Trueba, si quien lo demanda es una superproducción de Hollywood. Seguro que Rosa María Mateo Isasi lo hace si lee este artículo, la SEPI lo autoriza si se lo pide la administradora única provisional del ente público y todos los nacionales se lo agradecemos.

Imagen de portada: Fotograma del NO-DO | RTVE
Escrito por

Ex Vicepresidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), articulista de La Voz de Galicia, miembro del Grupo Crónica. Primer director de Noticias de Antena 3 Televisión. Premio Salvador de Madariaga. Antenas de Oro y Plata.

Ultimo comentario
  • Una vez más acertadísimo articulo sobre una de las joyas de la corono, en cuanto a imágenes se refiere. he vivido en mis propias carnes el coste de esas imágenes al realizar el reportaje sobre los 90 años de paradores a mediados de este año, con motivo de la efeméride de la Red Hoteleras Estatal..

    Gracias Jorge una vez más por poner el foco en los temas que interesan.
    Abrazo enorme y ¡enhorabuena!

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons