Diario de análisis, reflexión y valores   

 

De Juan Carlos I a Felipe VI . El viaje a la Casa Blanca que fortaleció al futuro Rey de España

Don Juan Carlos, sucesor entonces de Francisco Franco, visitó la Casa Blanca en 1971 en un esfuerzo del régimen por consolidar su notoriedad a nivel internacional. El futuro rey llegó a comentar, en directo, un lanzamiento de la NASA en dirección a la Luna.

La reciente visita de Felipe VI y Doña Letizia a los Estados Unidos trae al recuerdo el primer viaje oficial al país de Don Juan Carlos y Doña Sofía. Los entonces Príncipes de España conocieron, a principios de 1971, diversas ciudades norteamericanas en una calculada operación de relaciones públicas. El ya “sucesor a título de Rey” de Francisco Franco, fue el primer Borbón en acceder al Despacho Oval.

En el verano anterior, el franquismo había suscrito un nuevo Convenio de Amistad y Cooperación con los Estados Unidos. A la firma siguió un desplazamiento relámpago a España del presidente Richard Nixon en el mes de octubre. El hombre más poderoso del planeta pudo influir en la conmutación de las penas capitales impuestas poco después en el juicio de Burgos a seis etarras. De hecho, estaba preocupado por el futuro de su aliado ibérico.

De alguna forma Nixon tuvo su respuesta en el viaje que, en enero del año siguiente, protagonizaron Don Juan Carlos y Doña Sofía a su país. Pese a su condición de “sucesor a título de Rey” de Franco, la situación doméstica del primero era de todo menos consolidada. Su elección le había granjeado la enemistad de su padre, el hijo de Alfonso XIII y heredero natural de los derechos dinásticos. Los entonces Príncipes de España, un eufemismo para soslayar que no había otro Príncipe de Asturias que Don Juan, tampoco contaban con un apoyo cerrado entre la clase política franquista. Lo prueba el bochorno, unos años atrás, de Manuel Fraga al toparse en el Ministerio de Información y Turismo con un libro de consignas contra la pareja regia que había auspiciado su predecesor.

Don Juan Carlos Estados Unidos

EL AMIGO AMERICANO | CHARLES POWELL | GALAXIA GÜTENBERG | 2011 | 682 PÁGS. | 24 € | EBOOK: 19,99 €

Sea como fuere, el periplo principesco de enero de 1971 fue preparado como una brillante operación de relaciones públicas. Juan Carlos y Sofía recalaron en Maryland, Virginia, California, Texas y Florida antes de personarse en Washington. Pese al empeño del ministro de Exteriores, Gregorio López Bravo, en intervenir en cuantas preguntas se dirigieran al Príncipe, este pudo hacer numerosas declaraciones aperturistas a la prensa. Como señala Charles Powell en El amigo americano, en El Pardo se tuvo conocimiento de las mismas sin mayores consecuencias.

En la Casa Blanca y Cabo Kennedy

Sin duda, el momento decisivo de la gira tuvo lugar en la Casa Blanca. En el Despacho Oval el presidente norteamericano se mostró partidario de que España accediese a la OTAN y a la Comunidad Europea, sin dejar de aconsejar al Príncipe que afrontase las futuras reformas con suavidad y sosiego. Nixon y Henry Kissinger confirmaron la buena impresión que habían obtenido del joven Borbón en España. Y quedaron gratamente sorprendidos con la Princesa Sofía, que al buen dominio del inglés unía una aún mayor desenvoltura social que su marido. Resulta curioso que esta opinión coincidiera con la que se había llevado años atrás el propio dictador. Según José María Pemán, a Franco le había ganado el corazón -lo cual, sin duda, parecía exagerado- por su belleza “entre maliciosa y aniñada”.

Pero no fue el de la Casa Blanca el momento estelar de esta singular campaña de imagen. Tuvo lugar, en realidad, cuando Don Juan Carlos acompañó en cabo Kennedy al vicepresidente Spiro Agnew el 31 de enero. Aquel domingo, y en perfecto inglés, el aquel hasta entonces desconocido príncipe europeo comentó el despegue del Apolo XIV rumbo a la Luna. Y Don Juan Carlos se coló en la mayoría de hogares norteamericanos a través de los telediarios.

Poco después de aquel relevante periplo los estadounidenses confirmaron que Franco no delegaría el poder en vida. No obstante, ya sabían que el futuro Juan Carlos I aseguraría la estabilidad política en España.

Imagen de portada: Don Juan Carlos, Doña Sofía, Pat Nixon y Richard Nixon (de izquierda a derecha) en uno de los balcones de la Casa Blanca durante la visita de los principes de España a Estados Unidos | Agencia EFE
Escrito por

Profesor Titular de Historia Contemporánea en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA). Es autor de "La transición sin secretos" editado por Actas.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons