Diario de análisis, reflexión y valores   

FOTOENSAYOS

Que todo cambie para que nada cambie

Constitución

Vio la luz hace 40 años, gracias al esfuerzo de todos. Las dos Españas dejaron atrás viejas rencillas. Fuimos capaces de recordar lo que nos hermanaba y de olvidar lo que nos dividía. La Carta Magna no pudo elegir mejor día para nacer. Fue un 6 de diciembre, festividad de San Nicolás, un nombre griego que significa “la victoria del pueblo”. El destino habló.

Tras haber resistido a un golpe de Estado, al terrorismo, al secesionismo, al populismo… la Constitución pende de un hilo invisible. Unos y otros quieren hacer uso de ella para intereses espurios. Necesitamos un nuevo Salomón.

El entendimiento -en sentido aristotélico- es como la confianza. Se tarda mucho en alcanzar, pero un solo instante basta para aniquilarlo. Ya lo apuntaba el gran historiador Salustio: “Donde hay concordia siempre hay victoria”. Que lo que la conciliación unió hace cuatro décadas no lo separe ahora el odio.

Imagen de portada: El presidente del Gobierno Adolfo Suárez, junto al grupo parlamentario de UCD, tras la aprobación de la Constitución por el Congreso de los Diputados | constitucion40.com
Escrito por

Licenciada en Derecho y diplomada en Ciencias Empresariales. Redactora de El Debate de Hoy.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons