Cuando la soledad se convierte en la única compañera de verano de nuestros mayores

Por CRISTiNA NORIEGA | Las personas mayores deben respetadas y valoradas. Familia y sociedad han de garantizar sus derechos de protección, participación, integridad e imagen.