Diario de análisis, reflexión y valores   

 

Las condiciones laborales en la educación española merman la calidad del sistema

Las condiciones laborales del profesorado español distan mucho de ser excelentes. Bajos salarios y una difícil progresión limitan las posibilidades de atraer y retener a grandes talentos hacia el mundo de la docencia y la investigación. 

El conocido estudio de la consultora McKinsey de 2007 sobre cómo mejorar la educación lanzó el claro mensaje de que el profesor es el principal elemento sobre el que actuar para mejorar la calidad de los sistemas educativos. La idea fuerza del estudio fue que “la calidad de un sistema educativo no puede exceder la calidad de sus maestros”.

En España, las condiciones laborales vigentes en los distintos niveles del sistema educativo dificultan tanto atraer a buenos profesionales al sistema como incentivar el buen desempeño del personal docente. Existe, a grandes rasgos, un doble problema: en las enseñanzas no universitarias, las remuneraciones iniciales, aunque son moderadas, están en línea con las que ofrecen otros países de nuestro entorno. El problema es que la progresión durante la vida laboral es escasa y, además, la mejora generalmente no reconoce el buen desempeño de los docentes.

En el ámbito universitario, las remuneraciones ofrecidas al personal docente e investigador son claramente insuficientes para captar profesionales de elevada capacitación y motivación. A grandes rasgos, el sistema público universitario se ha asentado en un equilibrio caracterizado por pagar poco y exigir en consecuencia.

En este sentido, resulta ilustrativo que, entre las principales ramas de servicios que emplean trabajadores cualificados, la educación es con diferencia la que peor paga a su personal. Así, por ejemplo, en 2016, en el sector de actividades financieras y seguros el personal cobraba en promedio más del doble que en la educación; en el de información y comunicaciones, en torno a un 50% más, y en otras ramas como las actividades profesionales y la Administración pública la diferencia era de aproximadamente un 30%.

salarios

Sueldos y salarios percibidos por empleados en ramas de servicios | Fuente: INE. Encuesta Coste Laboral 2016

Por otra parte, también resulta ilustrativa la comparación internacional de los salarios percibidos por el personal docente e investigador de las universidades. En este sentido, entre los países desarrollados, España es el que presenta una menor remuneración. En Irlanda, Canadá, Estados Unidos, Reino Unido y Dinamarca la retribución mensual es de más del doble que la percibida en España, como se muestra en la Tabla 2. Se podrá alegar que en algunos casos las diferencias de salarios son similares a las que se producen en otros sectores, pero esto no se cumple en países como Irlanda o Reino Unido, donde las diferencias salariales globales son de aproximadamente el 30%.

salarios

Salarios percibidos por personal docente e investigador de universidades. Comparativa internacional en la categoría de Senior Lecturer, equivalente a profesor titular de universidad | Fuente: European University Institute 2007

Un elemento crítico que ha permitido a los equipos de fútbol españoles liderar todas las clasificaciones internacionales ha sido disponer de recursos y capacidad para atraer a los mejores jugadores del mundo. Si España aspira a mejorar su sistema educativo, deberá planearse cómo captar y retener en el sector a profesores y directivos que destaquen por su elevada cualificación, experiencia y motivación.

Escrito por

Coordinador del Grupo de investigación Eleduca. Profesor del Departamento de Economía en la USP CEU.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons