Diario de análisis, reflexión y valores   

 

El máster de Pablo Casado y la maraña de la legislación para acceder a cursos de doctorado

El máster del presidente del PP, Pablo Casado, es un Máster Universitario. La convalidación y el tratamiento personalizado, si lo hubo, obedecen a la finalidad de los textos para compensar la depreciación de la Licenciatura causada por el R.D. 55/2005.

Tras archivar la Complutense el expediente sobre su carrera, queda en el aire el asunto del máster de Pablo Casado. Voy a tratar de este asunto valiéndome de mi experiencia como gestor de másteres y de cursos de doctorado. En los cursos académicos 2008 a 2010, que corresponden a los del máster de Pablo Casado en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), me competía gestionar un programa de Doctorado en Comunicación y un conjunto de seis títulos propios que, para adaptarlos a las reformas legales, pasaron a ser másteres universitarios. Durante los años 2005 y 2007, en que se aprueban los dos decretos que regulaban aquellas enseñanzas, era vocal del Consejo de Universidades donde se discutieron.

Tras interesarme por los estragos producidos en el ánimo de la comunidad académica por las informaciones sobre cómo se aplicaron estos decretos en alguna universidad, voy a referirme a los textos que afectan al título obtenido por el actual líder del Partido Popular.

Ambiguas interpretaciones disfrazadas de información

Según sus explicaciones, el nuevo presidente del PP se matriculó en un máster oficial para poder cursar “estudios oficiales de Doctorado”, que luego no realizó. El título del máster de Pablo Casado le ha valido para poco más que para generar multitud de ambiguas interpretaciones disfrazadas de información.

Según el artículo 9 del Real Decreto 55/2005, de 21 de enero de 2005, los títulos de Grado y Máster Universitario sustituyen a las antiguas Diplomatura y Licenciatura. “Para la obtención del título de Máster será preciso cursar, dentro del programa, un mínimo de 60 créditos”. Previamente el estudiante tenía que haber cursado un Grado de 180 a 240 créditos. La disposición adicional cuarta tuvo en cuenta la situación en que quedaban los licenciados tras esta sustitución de los títulos de Diplomatura y Licenciatura por los de Grado y Posgrado: “Las universidades, en el ámbito de su autonomía, podrán reconocer créditos a estos titulados teniendo en cuenta la adecuación entre las competencias y los conocimientos derivados de las enseñanzas cursadas y los previstos en el plan de estudios de las enseñanzas de Máster”.

https://twitter.com/pablocasado_/status/983428346120998912?lang=es

¿Por qué este párrafo, que reproduce el Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, en una disposición adicional al precisar que “las universidades, en el ámbito de su autonomía, podrán reconocer créditos a estos titulados”, es decir, a los licenciados?

Los párrafos se refieren a la equivalencia entre el título de Máster Universitario y el de Licenciatura. Que a alguien se le convalide el ochenta por ciento de un programa de máster parece una barbaridad. Lo sería si se aplicasen a un graduado o a un diplomado. No lo es si se aplican a un licenciado, cuyos tres primeros años de estudios equivalen al Grado y los dos últimos años al Máster Universitario. Los licenciados se encontraron en situación desventajosa frente a los titulados con máster, al tener que cursar 60 o 120 créditos para pasar a la fase del doctorado después de haber cursado ya más de 300 créditos de licenciatura, de los que de 180 a 240 correspondían a la Diplomatura. Se les exigiría que, en lugar de cursar 20 créditos para obtener la suficiencia investigadora o el Diploma de Estudios Avanzados, requisitos para hacer la tesis doctoral en los antiguos doctorados, tuvieran que cursar 60 créditos o más de un máster, en lugar de los 20.

El futuro del PP . Pablo Casado abre la puerta para recuperar la identidad y a los votantes

Según el artículo 10.3, “el estudiante, una vez obtenido un mínimo de 60 créditos en programas oficiales de Posgrado o cuando se halle en posesión del título oficial de Máster, podrá solicitar su admisión en el doctorado, siempre que haya completado un mínimo de 300 créditos en el conjunto de sus estudios universitarios de Grado y Posgrado.” Esta condición significaba una clara devaluación de una Licenciatura, cuya equivalencia era de 360 créditos, frente a la suma de títulos de Grado y Posgrado, para los que podría bastar cursar 300 créditos. Para remediar esta desproporción, la disposición transitoria del R.D. de 2007 incluye el citado párrafo de “reconocimiento de créditos” a licenciados que se matriculen en másteres universitarios. Pero, como se trataba de poder pasar al doctorado, ese reconocimiento no podía englobar los créditos específicos de los que dependía la peculiaridad del máster de investigación que daba paso al doctorado. Por eso permitía a las universidades el reconocimiento de créditos a estos titulados, excepto para aquellas disciplinas de metodología de la investigación que equivalían a los 20 créditos de los antiguos cursos de doctorado.

El máster de Pablo Casado sí es un Máster Universitario

Si es así, el reconocimiento de las asignaturas de un máster a un licenciado se ajusta a las explicaciones ofrecidas por Pablo Casado sobre la convalidación de sus estudios de máster para pasar a la fase de doctorado, de la que desistió, cabe suponer, por la dificultad de emprenderla. Así que en el máster de Pablo Casado se le convalidaron las asignaturas correspondientes a la licenciatura, de acuerdo con lo previsto en el artículo 9 y la disposición adicional. No podía convalidar los 20 créditos correspondientes a las asignaturas específicas de investigación para pasar al doctorado. En el ejercicio de su competencia, los profesores permitían que los licenciados sustituyeran las clases presenciales por trabajos tutelados para facilitarles el acceso a los estudios doctorales cuando tenían trabajos profesionales o tenían que desplazarse desde otra localidad.

Pablo Casado y la España de los balcones . La defensa sin complejos de una gran nación

La maraña provocada por los decretos 2005 y 2007, rectificada por una revisión en 2014, generalizó tratos ad personam a los licenciados para acceder al doctorado. Además, desde la entrada en vigor de los R.D. de 2005 y 2007, un título de Máster Universitario no es equivalente a un “máster” anterior, o sea, un “título propio” no siempre universitario. Los partidos venían utilizando capciosamente para enseñanzas internas no académicas la palabra “máster” y todavía los políticos usan esta etiqueta cuando solo han cursado un título propio sin valor académico. Pero así han figurado en los currículos hasta que la actualidad informativa ha incitado a revisar esa corruptela. La diferencia con el máster de Pablo Casado es que este sí es un Máster Universitario, y que la convalidación de títulos y el tratamiento personalizado, si lo hubo, son acordes a la finalidad de los textos para compensar la depreciación de la Licenciatura causada por el R.D. de 2005.

Imagen de portada: Pablo Casado durante su proclamación como nuevo presidente del Partido Popular | Flickr/PP
Escrito por

Periodista y escritor. Profesor emérito de la USP CEU.

Ultimo comentario
  • Como sucede habitualmente con los artículos de Núez la solidez de la argumentación es incuestionable, Reforzada además en este caso por la propia experiencia profesional del autor, demuestra la vileza con la que el binomio formado por ciertos políticos y medios afines es capaz de tergiversar la verdad en apoyo de sus intereses personales.

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons