Diario de análisis, reflexión y valores   

 

Mercado laboral: el otoño llega con una fuerte subida del paro y menos vientos de cola

La subida del paro en agosto ha encendido las alarmas. El crecimiento frena, el consumo y la inversión se retraen. Factores como el alza de precios de las materias primas, el descenso del turismo o la inestabilidad política han influido en esta situación.

La ralentización que tarde o temprano debía llegar al mercado laboral se ha presentado de improviso. Pero nos sorprende con una tasa de desempleo que todavía es muy elevada. La subida del paro en agosto, muy superior a la registrada en años anteriores, y la caída en picado de la afiliación a la Seguridad Social, que ha marcado récord en el último día del mes, con más de 300.000 personas dadas de baja, lo confirman. ¿Esperará el Gobierno a que el invierno laboral nos sorprenda sin tomar las decisiones que permitan a las empresas impulsar la creación de empleo o será capaz de reaccionar de inmediato, ya con el tiempo corriendo en su contra?

No es ningún secreto que el ritmo de actividad desacelera. Los indicadores adelantados lo confirman. La CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) ha revisado a la baja en una décima sus previsiones de crecimiento. Los vientos de cola que han ayudado a la economía española a remontar el vuelo desde la sima en la que nos sumió la crisis han frenado su empuje de forma considerable. Los precios de las materias primas están subiendo, los turistas buscan otros destinos en el Mediterráneo y el BCE (Banco Central Europeo) comenzará algún día a retirar los estímulos monetarios.

La inestabilidad política ha influido en la subida del paro en agosto

Pero no toda la responsabilidad viene de fuera. La patronal detecta factores internos que contribuyen a esa moderación, como la incertidumbre derivada de la inestabilidad política en España, con la catarata de procesos electorales que se avecina y la anormalidad que vive Cataluña, y la manifiesta voluntad del Gobierno de incumplir sus compromisos presupuestarios. Lo ha confirmado Nadia Calviño, dispuesta a subir los impuestos lo que sea necesario con el fin de que pueda permitirse el lujo de elevar el gasto. Pero la ministra de Economía no quiere alarmas. Se limita a admitir que el crecimiento se modera, para colocarse en línea con el de otros países de nuestro entorno. El problema es que, aunque las tasas de avance del PIB sean similares, nuestra tasa de paro duplica y hasta triplica la de esos países.

Un Gobierno a trompicones. 100 días de bandazos para Pedro Sánchez

La subida del paro en agosto no es casual ni obedece solo a factores externos. Si hay dos sectores donde se deja notar especialmente es en el comercio y la hostelería. Y achacarlo solo al descenso del número de turistas que nos visitan sería ponerse una venda en los ojos para evitar ver la realidad. La demanda interna también ha caído. El consumo y la inversión nacionales se retraen, y no es de extrañar, dada la confusión que reina en la vida pública, donde, día sí, día no, se anuncia una medida lesiva para los intereses particulares, que posteriormente se rectifica o desmiente para después volver a confirmarse sin llegar a hacerse efectiva. Nadie tomará decisiones de compra en ese escenario.

Pero hay, además, factores propios de la regulación del mercado laboral que requieren de la atención de las Administraciones públicas para mitigar o reducir sus ineficiencias. Desde el punto de vista de la demanda, es necesario desarrollar políticas de formación que eleven la empleabilidad de los parados. A todos se les llena la boca a la hora de anunciarlas, pero, cautivos como son los partidos de los sindicatos de clase, apenas se ha hecho nada efectivo en esa dirección. Hay muchos obstáculos también que remover en los procesos de intermediación entre las empresas y los trabajadores o parados. Y, de nuevo, ya vamos tarde. La subida del paro en agosto ha encendido las alarmas.

Escrito por

Periodista. Actualmente presentadora de 'TRECE al Día' en 13TV. Ha sido también coordinadora de Economía de los Servicios Informativos de Telemadrid. Autora del libro "Gabinete de crisis" y "Ana Botín, nacida para triunfar".

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons