Diario de análisis, reflexión y valores    

 

El sector inmobiliario acelera intentando no repetir los errores de la catastrófica burbuja

El sector de la construcción vive un repunte que impulsa los sueldos de los trabajadores y eleva la concesión de hipotecas. Tras la burbuja inmobiliaria que condujo a la crisis económica, muchos son los que piden cautela para no repetir errores. 

Cuando en España aún resuenan los ecos de la última burbuja en el sector de la construcción, comienzan a alzarse ciertas voces alertando de la posibilidad de que se esté creando un nuevo caldo de cultivo que nos conduzca a cometer viejos errores del pasado. Lo cierto es que, en la actualidad, las magnitudes de esta industria se encuentran, todavía, en niveles muy alejados de los máximos que coronaron la etapa precrisis. Sin embargo, resulta también una evidencia que el mercado inmobiliario está despuntando y que, en zonas concretas de nuestra geografía, el dinamismo que en este se observa puede llegar a considerarse excesivo, teniendo en cuenta la experiencia reciente.

No fui yo . La comisión sobre la crisis deja muchas lecciones y muy pocas explicaciones

Uno de estos lugares en el que se han encendido las luces de alarma han sido las Islas Baleares, ya que resulta especialmente revelador el siguiente dato comparativo: en el archipiélago, las licencias de obra durante los años de crisis no superaron, en ningún momento, las 3.000, cuando en el año 2007 habían sido 6.000; en 2017, sin embargo, se alcanzaron las 7.000. De hecho, vuelve a ser práctica habitual en las islas la contratación de cuadrillas procedentes de la Península para trabajar con sueldos que, si bien no alcanzan los salarios que se barajaron durante los años del boom, pueden llegar a superar ampliamente los 2.000 euros al mes.

Esta mayor actividad de la industria está, además, repercutiendo en el aumento del precio de la vivienda, motivo por el cual vuelve a estar sobre la mesa la posibilidad, por parte de las Administraciones, de ampliar el suelo disponible para la construcción. Así, se pretende que el incremento de la oferta ejerza un efecto de descompresión sobre el alza de precios generada por la demanda (aunque, obviamente, sin incurrir en los mismos errores que se cometieron en la aplicación de la Ley de Suelo de 1998, aprobada por el entonces ministro de Economía Rodrigo Rato y que abrió la puerta a su liberalización mediante la recalificación de terrenos). De hecho, la concesión de hipotecas lleva tres años creciendo a un ritmo del 10% interanual, lo que ha conllevado aumentos en el precio de la vivienda superiores al 5% y está provocando registros históricos en el coste del alquiler, con una subida del 9% en 2017 respecto al año 2016.

Los datos están sobre la mesa y, si bien es cierto que aún no hay motivo para una psicosis generalizada, convendrá estar prevenidos siguiendo de cerca la evolución del sector de la construcción. La crisis inmobiliaria que dio lugar a la peor recesión en nuestro país de las últimas décadas fue cultivándose en un entorno muy particular, inmersa en una economía ya de por sí recalentada a la que las autoridades económicas echaban más gasolina mediante la aplicación de políticas procíclicas. Ni los tipos de interés tienen visos de continuar siendo tan anómalamente bajos (la normalización de los mismos está prevista para 2019) evitando, de esta forma, los tipos reales negativos que se dieron por aquel entonces, ni tampoco parece que, desde la política fiscal, vayan a tener lugar alegres aumentos del gasto público acompañados de rebajas gratuitas de impuestos, como también sucedió durante nuestros particulares días de vino y rosas. De todas formas, estamos avisados: ya se sabe que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.

Tags publicados
Escrito por

Doctor en Ciencias Económicas por la USP CEU. Profesor de MBA en la Universidad Antonio de Nebrija. Miembro del Grupo de Investigación de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la USP CEU-MAPFRE-IdL

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons