Diario de análisis, reflexión y valores    

 

La banca española debe cambiar la gestión del servicio y posicionarse en el mercado mundial

El sector bancario aumentó un 5,3% el beneficio anual en 2017, en especial debido a la subida de las comisiones. Con solo 321.000 afiliados a la Seguridad Social y menos de 28.000 oficinas, debe cambiar la gestión y profundizar en el mercado internacional.

El noveno informe del Banco Central Europeo (BCE) tras el programa de 2012 que evitó el rescate de la economía española señala como puntos débiles de esta el alto paro y el endeudamiento público. Valora el crecimiento robusto y la reducción de desequilibrios, pero urge a generar un superávit fiscal para capear futuras turbulencias. Aunque las propias políticas migratorias comunitarias y el traspaso de deuda privada a pública, en ocasiones procedente de créditos fallidos a los propios inmigrantes, no han ayudado a reducirlos.

De los bancos españoles, el BCE valora sus “confortables” niveles de liquidez, rentabilidad, colchones de emisión de deuda, reducción de morosidad, la evolución y progresiva venta de Bankia y la mejora de eficiencia general. Y es cierto que la banca durante 2017 ha aumentado un 5,3% el beneficio anual atribuido, pero solo un 4,5% el margen de intereses más comisiones, que es el negocio bancario tradicional; es decir, no ha sido un crecimiento debido a depósitos, sino al 7,2% de aumento interanual de las comisiones. Y ello englobando el muy superior margen de negocio en el exterior del Santander o del BBVA.

El sector bancario registra hoy solo 321.000 afiliados a la Seguridad Social, tras las continuas reducciones de personal durante los últimos años; quedan menos de 28.000 oficinas bancarias, habiendo cerrado casi el 40% desde 2008, según el propio Banco de España, la Asociación Española de Banca (AEB) y la Asociación de Representantes de Banca Extranjera en España, AERBE, que ha sufrido especialmente la crisis, excepto BMCE Bank, Itaú-Corbanca, Sumitomo-Mitsui Bank, Mizuho o el ICBC chino, que, por cierto, está sometido a inspección por la dirección de supervisión y regulación del Banco de España y la Sepblac, Servicio Ejecutivo de la Comisión para Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias.

La gestión del servicio bancario debe cambiar

Con un marco muy regulado gubernamentalmente, sometido a un continuo y duro compliance normativo y con continuas innovaciones digitales, es necesario cambiar la gestión del servicio bancario y, además, bajar del 40% el ratio de eficiencia (antes ROF), esto es, la división entre los costes y los ingresos sin computar las plusvalías de las carteras de bonos. Además, con la política de bajos tipos de interés y no existiendo una gran demanda de crédito solvente, se ve difícil recuperar la rentabilidad bancaria captando depósitos y dando préstamos, a la manera convencional.

Los bancos españoles y las comisiones . Un chicle que, quizá, se ha estirado demasiado

Por ello, es necesario ampliar la actividad y profundizar en los más diferentes áreas y nichos de negocio bancario internacional. Con una gestión más dinámica de sus operaciones de comercio exterior, en forma de créditos documentarios y Stand By, remesas al cobro simples y documentarias, trasferencias internacionales, prefinanciación o posfinanciación de exportaciones e importaciones, forfaiting o descuentos comerciales de exportación sin recursos, y avales técnicos y comerciales. Con operaciones corporativas, como pólizas de crédito y préstamo, préstamos sindicados o projects finance. Con operaciones de tesorería y mercado de capitales, con transferencias online, operaciones de divisas al contado y a plazo, y con especialistas en las distintas zonas geográficas para mejor posicionarse en los mercados mundiales.

Es decir, hay posibilidades de seguir abriendo nuevas oportunidades para el sector bancario, gracias a la inversión y la exportación. España mantiene un superávit externo a pesar de las altas tasas de crecimiento superiores al 3% desde 2015. Y parece consolidar un sorprendente excedente de ahorro frente al exterior del 2% de la economía: más de 23.000 millones de euros. Lo nunca visto desde que hay datos comparables.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia frena la deslealtad de los bancos

Sintomático es también el renovado compromiso de ciertas entidades del sector bancario con la acción benéfica. Como es el caso de la citada Asociación de Representantes de Banca Extranjera en España, AERBE, y su colaboración con los eventos que organiza la Orden de Malta en España y cuyos beneficios se destinan al proyecto hospitalario de voluntariado y atención a los enfermos que durante el verano llevan a cabo en el Líbano jóvenes madrileños.

Imagen de portada: Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort, Alemania.
Escrito por

Catedrático de Economía Aplicada. Grupo de Investigación MAPFRE-CEU San Pablo. Miembro del Consejo Editorial de El Economista y UNISCI Journal.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons