Diario de análisis, reflexión y valores    

 

España debe subirse al tren de la modernidad ferroviaria . Invertir más para conectar mejor

El sistema ferroviario español presenta carencias que necesitan una fuerte inversión por parte del Estado. Hay que mejorar aspectos esenciales, como la conectividad regional, y no perder de vista el potencial económico de este tipo de infraestructuras. 

El tren, más allá del símbolo de modernidad que, icónicamente, ha caracterizado Hollywood en múltiples westerns, es un elemento decisivamente definitorio en la transición de cualquier sociedad hacia el desarrollo. Sin ir más lejos, España no logró conformar su mercado interior hasta la aparición del ferrocarril y la rápida expansión que este experimentó a partir de la primera línea peninsular, surgida en 1848, que unía Barcelona con Mataró. Hasta entonces, los núcleos económicos nacionales se hallaban inconexos entre sí, aislados geográficamente, víctimas de una orografía tan abrupta como la que corresponde al país con la segunda mayor altura media de toda Europa (tan solo por detrás de Suiza).

Actualmente, a pesar de que la red de alta velocidad se extiende ampliamente por el territorio nacional y de que determinados tramos cuentan con algunas de las prestaciones ferroviarias más avanzadas del mundo, no todas las comunidades autónomas se benefician de esta circunstancia por igual. De hecho, este fue el motivo que llevó a miles de extremeños a manifestarse en la Plaza de España de Madrid (y en calles aledañas) para reclamar la mejora de la infraestructura ferroviaria en una región en la que no hay un solo kilómetro de vía electrificado, y con traviesas de madera en determinados carriles, más bien propias del siglo XIX, lo que limita extraordinariamente la velocidad de los convoyes. De hecho, el propio Ministerio de Fomento reconoce que este déficit condiciona sobremanera la cohesión social y económica de Extremadura con el resto de la nación.

No cabe duda de que el impacto de las deficiencias antes mencionadas en la vertebración territorial de Extremadura es de un menoscabo considerable para el desarrollo del turismo y de la movilidad ciudadana. Sin embargo, es en el sector del transporte de mercancías donde esta carencia se hace sentir más, llegando a ser, en este caso, una demanda de carácter general, no circunscrita únicamente al ámbito extremeño. Sin ir más lejos, el famoso proyecto del Corredor del Mediterráneo no termina de materializarse después de llevar más de dos décadas en proceso, motivo por el cual el Gobierno ha decidido tomar cartas en el asunto. Así, de los 22.000 millones de euros presupuestados a tal fin, ya se han ejecutado 14.000 y su enlace con Almería y Granada está previsto para el año 2023. El Corredor Mediterráneo supondrá una gran oportunidad de interconexión con el resto de mercados europeos, lo que permitirá ganar eficiencia al transporte de mercancías por ferrocarril, una modalidad que en España representa tan solo un 5% del total, mientras que la media europea es de casi un 18%. La idea subyacente a este propósito no es solo la mejora de la conexión entre los distintos mercados, sino también la retirada de camiones de las carreteras, aumentando así la seguridad y disminuyendo el coste medioambiental.

Los problemas que plantea nuestro sistema de ferrocarril, como la sempiterna diferencia en el ancho de vías o la ausencia de maquinistas prevista para los próximos años (cuyo período de formación es largo y costoso), deben ser solventados con una mayor inversión en el sector para garantizar su aportación al crecimiento económico español. No se trata solo de construir infraestructuras, sino de que estas sean realmente eficientes, en aras de contribuir a la conectividad regional. Nuestro desarrollo económico y social, sostenido a largo plazo, depende en buena medida de ello y ese es un tren que, bajo ninguna circunstancia, España puede permitirse el lujo de perder.

Imagen de portada: Vías para el ferrocarril
Escrito por

Doctor en Ciencias Económicas por la USP CEU. Profesor de la Escuela Europea de Dirección y Empresa, EUDE.​ Miembro del Grupo de Investigación de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la USP-CEU.

...

Deja tu comentario