Diario de análisis, reflexión y valores    

 

Las sombras de la creación de empresas . Desigual entre regiones y con poca inversión

Los últimos datos sobre creación de empresas en España se presentan como positivos. Sin embargo, muestran algunas problemáticas, como las importantes diferencias entre comunidades autónomas o la falta de inversiones potentes.

La creación de empresas en España ha vuelto a presentar un saldo positivo en tasa interanual, gracias a los datos correspondientes al inicio del año 2018, con un crecimiento del 5,8%, en contraposición al descenso del 8,4% del mes de diciembre de 2017. Sin embargo, a pesar de esta excelente noticia, existen algunas sombras con ella relacionadas que nos muestran bien a las claras la necesidad de incidir en el robustecimiento de nuestro crecimiento económico.

El sector inmobiliario acelera intentando no repetir los errores de la catastrófica burbuja

En total, en enero de 2018 vieron la luz 9.406 empresas en España. Sin embargo, otras 3.708 fueron destruidas, lo que representa un descenso del 6,9% en tasa interanual. Del total de empresas disueltas, un 82,4% lo hicieron por voluntad propia, un 10,4% por fusión con otras compañías y un 7,2% por causas diversas. Además, este mayor dinamismo se ha producido de manera muy desigual si atendemos a su distribución por comunidades autónomas: mientras que Madrid, Cataluña y Andalucía han sido las regiones en las que este incremento ha sido mayor en términos absolutos, habiéndose creado 1.989, 1.748 y 1.640 empresas, respectivamente, aquellas que ocupan las últimas posiciones del ranking son La Rioja (con 41), Cantabria (con 89) y Navarra (con 94).

El caso de Cataluña es bastante particular, ya que, como acabamos de ver, se encuentra en las primeras posiciones en términos absolutos y, sin embargo, las nefastas consecuencias económicas del procés quedan patentes en cuanto nos hallamos en el terreno del crecimiento relativo. En este caso, el incremento de empresas, también en tasa interanual, presenta valores negativos, con un descenso del 4,4%. En realidad, Cataluña sería la cuarta comunidad que más empresas ha destruido respecto a enero de 2017, tan solo superada por Canarias (con un -9%), La Rioja (con un -8,9%) y Murcia (con un -8,1%). Por el contrario, las comunidades que han experimentado una mejor evolución interanual han sido Asturias (con un 27,3%), Extremadura (con un 23%) y Cantabria (con un 21,9%).

Queda mucho por hacer

Por lo que respecta al capital suscrito, las inversiones realizadas tampoco presentan, aún, cifras esperanzadoras. De hecho, las 9.406 empresas creadas en enero de 2018 suscribieron un capital de 599 millones de euros, representando, por tanto, una disminución del 25,9% respecto al mismo mes del año anterior. Además, el capital medio suscrito, de 63.761 euros, descendió, asimismo, un 30% en términos interanuales. Por último, por sectores, cabe destacar que en el comercio y en las empresas inmobiliarias se han observado considerables altibajos ya que, si bien los primeros, con un 21,5%, y los segundos, con un 15,4%, han sido los sectores que han registrado mayores subidas, también han sido en los que se han producido las caídas más importantes, con un 22,5% y un 15%, respectivamente.

En definitiva, de los datos aportados se puede extraer la conclusión de que, si bien la creación de empresas de este mes de enero puede considerarse como un nuevo brote verde, existe aún un margen de mejora nada desdeñable en el que conviene seguir avanzando. Evitar todo riesgo de autocomplacencia será, por tanto, la única manera de eludir la, esperemos, remota posibilidad de que nos durmamos en los laureles.

Escrito por

Doctor en Ciencias Económicas por la USP CEU. Profesor de MBA en la Universidad Antonio de Nebrija. Miembro del Grupo de Investigación de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la USP CEU-MAPFRE-IdL

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons