Diario de análisis, reflexión y valores   

 

Comercio online, ¿se pueden poner puertas al campo?

El comercio online mueve grandes cantidades de dinero. La innovación tecnológica va muchos pasos por delante de la actividad de los Gobiernos y hace que sea fácil defraudar. Es necesario establecer unas reglas de juego internacionales.

Más de 9.300 millones de euros es lo que facturó en el segundo trimestre del año pasado el comercio online en España. Según la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) -que es quien aporta el dato-, el crecimiento de esta actividad es exponencial, roza el 30%. Y no hay más que echar mano del sentido común para darse cuenta de que esto no ha hecho más que empezar.

Una buena prueba de ello es que todo un gigante de la distribución comercial en nuestro país, El Corte Inglés, ha establecido un acuerdo de colaboración con Alibabá que, a medida que se desarrolle, puede permitirle llegar de la mano de la plataforma tecnológica china a todos los rincones del planeta. Es imposible quedarse al margen. La Organización Mundial de Comercio estima que, a nivel global, el comercio online facturó, ahí es nada, cerca de 28 billones de dólares en 2016.

Solo un 14% de los operadores cumple la norma

El desafío que, por tanto, presenta este pujante negocio, indudablemente un gran impulsor de la actividad económica en el mundo, es de una enorme magnitud, tanto para los consumidores como para las autoridades. En Europa, el 1 de enero de 2019 ha entrado en vigor una nueva directiva de servicios digitales que obliga a las empresas de comercio online a reforzar el control sobre la identidad de los pagos, con el fin de evitar fraudes. Un mes después, según Mastercard, solo un 14% de los operadores cumple la norma. Pero el reto más formidable es el que se presenta para las autoridades de regulación y fiscales.

Los problemas para consolidar una política económica común en la eurozona

Uno de los segmentos de actividad sobre los que Hacienda intensificará el control este año, tal y como ha fijado en el plan de control tributario de 2019, es el que engloba a los servicios digitales, las Fintech y las operaciones con criptomonedas. El fisco goza de una nueva y potente herramienta de ayuda, pero a veces no resulta sencillo seguir el rastro de un servicio o producto que, aunque puede llegar al consumidor de la mano de plataformas europeas o norteamericanas -meros intermediarios en buena parte de las transacciones que realizan-, en muchas ocasiones procede de terceros.

Y eso cuando son solo dos compañías y no tres o cuatro las que sirven el bien. La regulación vigente en Europa fija que el IVA se establezca en función del país de residencia del receptor o consumidor, con la posibilidad de hacer el pago en una ventanilla única, la del Estado en el que la empresa ha establecido su residencia fiscal. Será relativamente sencillo seguir el rastro si la empresa es europea, pero ¿y si procede de China, cada vez más activa en este segmento de actividad, por ejemplo?

El comercio online exige una regulación internacional

Es, en cualquier caso, una regulación que está en fase de estudio y debate, con el objetivo de renovarse en 2021. Hasta la propia Organización Mundial de Comercio, conformada por 76 países, ha alertado de la necesidad de llegar a un acuerdo para establecer unas reglas de juego internacionales.

La historia demuestra que, una vez más, la innovación tecnológica va muchos pasos por delante de la actividad de los Gobiernos. Es imposible y resulta ineficiente regular a escala local lo que es un fenómeno global en permanente expansión. Como diría el refrán, no se pueden poner puertas al campo. ¿Significa eso que los operadores de comercio online son, por principio, defraudadores? No, desde luego, pero sí que, para desventaja del comercio tradicional, lo tienen más fácil si deciden hacer trampas.

Imagen de portada: Detalle de la página web de El Corte Inglés
Escrito por

Periodista. Actualmente presentadora de 'TRECE al Día' en 13TV. Ha sido también coordinadora de Economía de los Servicios Informativos de Telemadrid. Autora del libro "Gabinete de crisis" y "Ana Botín, nacida para triunfar".

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons