Diario de análisis, reflexión y valores   

 

PSOE y Podemos subirán los impuestos a siete de cada diez autónomos

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias siguen organizando la subida generalizada de impuestos, al tiempo que mienten sobre sus consecuencias. La mayoría de los autónomos pagará más, aunque el Gobierno se empeñe en negarlo.

Son tantas las mentiras que ha protagonizado Pedro Sánchez desde su llegada al poder que resultaría difícil elaborar un listado completo, pero una de las más sangrantes es, sin duda, la relativa a los impuestos. El Gobierno del PSOE y sus aliados de Podemos han insistido en que sus subidas fiscales serían sufragadas por los “ricos”, pero la realidad es muy distinta, ya que el 70% de tales incrementos recaerán, de una u otra forma, sobre las rentas medias y las pymes.

Y dentro de este apartado destaca, muy especialmente, la subida de impuestos a los autónomos vía cotizaciones sociales. El alza del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 900 euros al mes en 2019 también disparará un 22% la base mínima de cotización, donde se encuadra la mayoría de los trabajadores por cuenta propia, de modo que su cuota subiría de 278 a 312 euros al mes, una factura adicional de más de 400 euros al año. Pero, dada la indignación que generó esta medida, el presidente del Gobierno se apresuró a corregir su propuesta inicial, afirmando lo siguiente en el Pleno del Congreso del pasado 17 de octubre: “Nosotros no vamos a subir las cuotas mínimas a los trabajadores autónomos como consecuencia del salario mínimo interprofesional en 900 euros”.

La subida de impuestos del PSOE: un duro golpe que arruinará a los trabajadores

Y, sin embargo, Sánchez miente una vez más, ya que el plan que, hoy por hoy, baraja el Ejecutivo se traducirá en una nueva subida de impuestos a siete de cada diez autónomos. Los Ministerios de Trabajo y Hacienda no solo pretenden aumentar la base mínima sino que, a partir del 1 de enero, quieren que los autónomos coticen en función de sus ingresos reales y no según la base libremente escogida, de modo que aquellos que no alcancen el SMI abonarán una cuota inferior, pero el resto -la mayoría- pasarán a pagar más.

Y todo ello empleando como excusa la mejora de las prestaciones sociales. En teoría, a mayores cotizaciones, dispondrán de pensiones más altas y una mayor cobertura por enfermedad o desempleo. El problema es que esta propuesta no es más que un burdo y falaz anzuelo para vaciar los bolsillos de los autónomos, ya que, en la práctica, pasarían a cotizar de forma similar a la de los asalariados del régimen general, cuya carga fiscal es muy superior, sin que nadie les garantice el cobro de dichas prestaciones, sobre todo en pensiones, donde el sistema público hace aguas.

En la actualidad, España cuenta con unos 3,3 millones de autónomos, de los que casi el 66%, unos 2,16 millones -incluyendo particulares y societarios-, cotizan por la base mínima. Y esto es así no porque cobren poco, sino porque muchos optan voluntariamente por pagar lo menos posible a la Seguridad Social, aun a cambio de recibir prestaciones más bajas. De hecho, de los 2 millones de autónomos particulares, el 86%, algo más de 1,7 millones, opta por la base mínima.

autónomos

Número de autónomos en cada base de cotización | Fuente: Ministerio de Trabajo

La cuestión es que tan solo 800.000 autónomos, el 25% del total, cobran menos que el SMI. Estos serían los únicos que verían rebajada su cuota con el nuevo plan del Gobierno, pero el resto se verían perjudicados. En primer lugar, porque, a pesar de las promesas de Sánchez, el Ejecutivo plantea tres posibles subidas de la base mínima en 2019:

  1. La base sube un 1,25%, mientras que el tipo de cotización se elevaría del 29,9% actual al 33,7%. La cuota, por tanto, aumentaría hasta los 318 al mes.
  2. La base sube un 6,25% y el tipo se sitúa en el 31,8%, elevando la cuota a 314 euros.
  3. La base sube un 12,5% y el tipo crece hasta el 31,2%, dejando la cuota en 328 euros al mes.
autónomos

Las tres posibles subidas de la base mínima que baraja el Gobierno | Fuente: Ministerio de Trabajo

En definitiva, un alza de entre 37 y 50 euros al mes para los trabajadores por cuenta propia que cotizan por la mínima. Pero es que, además, dado que el resto pagará en función de sus ingresos reales, también verán encarecida su factura. Y, por si fuera poco, el Gobierno también quiere subir de 50 a 75 euros la tarifa plana que disfrutan los que se dan de alta en el RETA durante su primer año de actividad -unos 366.000-, muchos de los cuales no alcanzan el SMI, de modo que el PSOE y Podemos asestarán una fuerte subida de impuestos a más del 70% de los autónomos.

Imagen de portada: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la firma, en La Moncloa, del acuerdo sobre los presupuestos generales del Estado para 2019 | moncloa.gob.es-Fernando Calvo
Escrito por

Periodista. Redactor jefe de Economía de Libertad Digital y Libre Mercado. Miembro del Instituto Juan de Mariana. Máster en Periodismo por la USP CEU-El Mundo.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons