Diario de análisis, reflexión y valores   

 

Apuestas deportivas . La nueva moda que se ha convertido en una adicción para los jóvenes

Las apuestas deportivas, una moda que ha crecido en los últimos años, se ha convertido en una peligrosa adicción, en especial para los jóvenes. Cerca del 30% de los afectados tiene entre 18 y 25 años y son muchos los menores que logran burlar los controles en internet y abrir cuentas falsas.

Ya sabíamos que “el tabaquismo es nuestro principal problema de salud pública”, como ha dicho durante el reciente Día Mundial sin Tabaco la prestigiosa cardióloga Regina Dalmau, presidenta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo. En España hay 52.000 muertes anuales vinculadas al mismo y está relacionado con el 30% de todos los tumores, 80% de los cánceres de pulmón y 25% de los infartos. Daños económicamente irracionales que contribuyen a elevar a más de 4.000 millones de euros anuales el presupuesto público en Sanidad.

Aunque los fumadores han bajado del 21,6% de los españoles en 1994 al 8,9% actual, afecta a las clases más modestas y de menor nivel cultural, presas también más fáciles luego de drogas más duras. Como en el resto del ámbito occidental, con unas poderosas multinacionales tabaqueras reorientadas en su actividad al tercer mundo. En Bruselas, incluso, se planteó sacar el tabaco del IPC para poder subir a placer su precio sin indexar al resto de la economía. A diferencia del alcohol, estaba la argumentación de que no era tradición europea sino de los indios americanos, que Colón describe a su llegada en su diario como “razas degeneradas recostadas sobre un árbol inhalando humo por la boca”.

Los desincentivos al consumo por precio han funcionado. Y el 80% del mismo que conforman IVA e impuestos especiales no suplen las pérdidas y deseconomías que comporta. Gastos en hospitalización, pérdida de horas de trabajo, menor productividad… Los costes económicos del tabaquismo son importantes. Aunque The Economist llegó a estimar que la compensación viene del ahorro en pensiones por la menor esperanza de vida de los fumadores, unos diez años. Incluso en Inglaterra hubo quien planteó desplazar en la asistencia hospitalaria a quienes no velan por su propia salud, cargándola al contribuyente. John Ford, que tanto se aprovechó de la implicación de la industria tabaquera en Hollywood, hubiera visualizado la actual lucha antitabaco como una de las últimas cargas triunfantes del hombre blanco, que diría Rudyard Kipling. Y ello frente al superpoder atribuido a las multinacionales.

Apuestas, la nueva forma de drogadicción

Sin embargo, y cuando todavía se intenta desterrar la nicotina del horizonte vital de los jóvenes, aparece una nueva adicción. Y es que, según datos de la Dirección General del Juego del Ministerio de Hacienda y Función Pública, unos 670.000 españoles participan en las apuestas deportivas por lo menos una vez al año. Y cerca de un 30 por ciento de ellos son jóvenes de entre 18 y 25 años, más de 217.000. Es una moda que ha crecido en los últimos años e incluso muchos otros menores consiguen burlar la falta de vigilancia y los controles en internet. Una “adicción” que luego se prolonga hasta pasados los 25 años, pues entre los 26 y 35 años encontramos a los más “enganchados”. En total, se han movido más de 1.400 millones de euros en el segundo trimestre de este año, según datos del Ministerio de Hacienda.

Sin apenas moverse del sitio, mediante sus móviles, tablets o locales de apuestas, decenas de miles de jóvenes empiezan “jugando” a apostar pequeñas cantidades, convirtiéndose luego la diversión en un vicio. Al principio, pueden solo intentar sacar beneficio de sus pagas semanales, pero pronto se convierte en adicción, jugando incluso a través de un adulto o abriéndose muchos menores cuentas de falsa identidad en internet, ya que estos tienen prohibido apostar.

Drogas por internet

“Proyecto Hombre” ha llamado la atención recientemente sobre esta forma de adicción, especialmente sobre el peligro para los jóvenes. Y es que de la misma forma que se desarrollan carreras por la salud, intensas campañas por el deporte o “días nacionales” frente a las drogas o el alcohol, se hace necesario llamar la atención sobre esta nueva forma de drogadicción.

Menos potente que la industria tabaquera es, por el momento, el peso económico de las casas de apuestas por internet como para que los gobiernos no puedan frenar su influencia, mediante campañas especialmente destinadas a padres y educadores, así como a la opinión pública en general.

Frente a tales adicciones, una mayor y mejor educación, junto a la exhibición de los mejores comportamientos y la promoción de valores es necesaria. Ahí también la industria audiovisual puede ayudar.

Escrito por

Catedrático de Economía Aplicada. Grupo de Investigación MAPFRE-CEU San Pablo. Miembro del Consejo Editorial de El Economista y UNISCI Journal.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons