Diario de análisis, reflexión y valores    

 

La ley de desconexión de Cataluña . El proceso independentista vulnera el Estado de derecho

La ley de desconexión de Cataluña, que vulnera el Estado de derecho, establece una república, impone el control de los jueces por la Generalitat, traspasa a Cataluña funcionarios y bienes de España y hace del catalán su única lengua oficial. Las consecuencias de esa ley antidemocrática serían nefastas para la sociedad catalana y para el resto de la sociedad española.

El denominado desafío catalán se enmarca en la situación general de crisis que vive el Estado. Actualmente, la debilidad del Gobierno, de la oposición y, en general, de la sociedad en dar respuesta a los problemas nacionales conlleva que quienes dirigen el gobierno catalán se hayan lanzado a esta aventura.

La respuesta a esta situación siempre debe venir desde la legalidad y la legitimidad de aquellos que quieren imponer el Estado de derecho. En nuestro ordenamiento, nace este principio de la Constitución ratificada por todos los españoles y, por tanto, aquello que pueda suceder en Cataluña nos afecta a todos.

Una constitución democrática debe defender sus principios, sus instituciones y sus territorios con los propios medios que se derivan del texto constitucional. Dividir territorios, cosa que podría ocurrir incluso dentro de la propia Cataluña, que nunca ha sido ni reino ni nación, conllevará una desintegración de la misma de consecuencias incalculables. Cuando esto acabe, nadie se acordará de cómo empezó, pero sí de las consecuencias que se han derivado.

La democracia se basa en la división de poderes, el estado legislativo, judicial y ejecutivo, que deben defender los principios que hacen que todo aquello que quiera acabar con la estructura legal actual sea antidemocrático. ¿Dónde está el principio de legalidad? Si la Administración pública es arbitraria y los gobernantes se vuelven contrarios a la legalidad imperante aprobada por la mayoría, ¿para qué sirven las normas? La gente tiene derecho a que el sistema los defienda de situaciones antidemocráticas, ilegales y arbitrarias; y ello solo se consigue haciendo prevalecer la Constitución Española.

Totalitarismo en Cataluña

La ley de secesión catalana establece una república, impone el control de los jueces por la Generalitat, traspasa a Cataluña funcionarios y bienes de España y hace del catalán su única lengua oficial. Entre las disposiciones más llamativas, destacamos:

  • La Generalitat asumirá los bienes del Estado. La ley establece que la Generalitat pasaría a ser la propietaria de “la titularidad de cualquier clase de derecho real sobre todo tipo de bienes en Cataluña”. La Generalitat confiscará todo bien del Estado, sin ningún tipo de contraprestación ni explicación.
  • La independencia inmediata. La Generalitat consumará la independencia de España, haya o no referéndum.
  • La Generalitat asume todos los funcionarios existentes en Cataluña. Al día siguiente de la independencia, todo aquel que trabaje en Cataluña y sea funcionario público del Estado pasará a formar parte del cuerpo de funcionarios de la Generalitat.
  • Amnistía para todos los condenados por causa secesionista. Con pleno control de la Generalitat, decidirán qué causas pendientes existen y, si tienen que ver con el proceso, desaparecerá la condena.
  • Otras cuestiones: la ciudadanía se obtiene al año del empadronamiento, los jueces, fiscales y policías deben conocer perfectamente el catalán y desaparece la división de poderes.

El referéndum independentista catalán

Todo ello nos lleva a una consideración muy clara: el carácter antidemocrático de esta ley, que puede generar unas consecuencias muy negativas para la sociedad catalana, en particular, y para el resto de España, en general. No minusvaloremos el tema ni pensemos que es una broma. En caso de que perdamos el control de la situación, se puede tambalear el Estado de derecho, ya sea porque unos no sepan usar los resortes legales y no tengan la categoría de entender y resolver el problema, y porque otros están sumidos en una huida hacia adelante.

Ilustración de portada: La estelada catalana se convierte en un enchufe | Pablo Casado
Escrito por

Abogado.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons