Diario de análisis, reflexión y valores    

 

La herencia se adapta a la sociedad . Razones para adaptar también el derecho

La estructura social en España ha cambiado y esto afecta al propio derecho en cuanto a las herencias. El País Vasco ya permite a los padres disponer de sus bienes a favor de cualquier hijo sin ninguna limitación.   

En las sociedades modernas la libre disposición de los bienes en la herencia por parte de los ciudadanos para después de su muerte siempre ha sido una fuente de controversias. La sociedad actual tiende cada vez más al individualismo lo que conlleva que las imposiciones legislativas sobre los bienes que uno tiene choca  con esa concepción.

¿Qué es la legítima? La porción de bienes de la cual el testador no puede disponer porque la ley la reserva a determinados herederos. Este concepto recogido en el Código Civil es considerado por algunos tratadistas como una limitación clara a la autonomía de la voluntad. Otros la fijan como un elemento de protección a la familia y en especial a la generación mas cercana para que siempre haya una parte de los bienes en la herencia que sirvan para sustentar el derecho de los más próximos al causante.

La extensión de la legítima, su valoración, las personas que van a estar incluidas en la misma y su pago van a abrir un amplio abanico en las distintas legislaciones europeas. En el derecho español distinguimos por un lado la regulación de la legítima en el Código Civil, que establece que los descendientes del fallecido tienen derecho a una tercera parte de forma obligatoria, otra tercera parte para mejorar a hijos y descendientes y una tercera parte de libre disposición. A falta de los anteriores son legitimarios los ascendientes de una persona en la mitad de su herencia salvo que concurran con el cónyuge viudo cuya cuantía pasaría a ser de una tercera parte.

Los descendientes del fallecido tienen derecho a una tercera parte de forma obligatoria, otra tercera parte para mejorar a hijos y descendientes y una tercera parte de libre disposición

Por otro lado la legítima del cónyuge viudo lo será en la figura del usufructo y dependerá si concurre con hijos -usufructo de un tercio de la herencia-, con ascendientes -usufructo de la mitad de la herencia- o con otras personas -usufructo de dos tercios de la herencia-. En aquellas comunidades que tienen su propio derecho varía la legítima atendiendo a las distintas circunstancias familiares.

En la actualidad esta situación general está evolucionando de forma que, cada vez más, se está liberalizando la disposición de la legítima para dar mayor libertad al testador y disponer de sus bienes en la herencia sin ninguna limitación.

Unido directamente al tema legitimario está la posibilidad de desheredar a los que tienen derecho a la legítima cuando su comportamiento atente contra el testador. Cada vez mas las modificaciones que se están introduciendo en los derechos forales tienden a liberalizar el tema y que se pueda producir con mayor flexibilidad.

Unido directamente al tema legitimario está la posibilidad de desheredar a los que tienen derecho a la legítima cuando su comportamiento atente contra el testador

En el derecho común -Código Civil- es complicada la desheredación, es más, el legislador es restrictivo respecto de su aplicación. La última reforma operada en el País Vasco ha dejado sin efecto la desheredación con lo que la nueva situación permite a los padres disponer de sus bienes a favor de cualquier hijo sin ninguna limitación.

Este movimiento es fruto de la evolución social actual, La realidad es que la sociedad es mas individualista y que existe un verdadero cambio en el concepto de familia. Junto a la tradicional existen las familias pluriparentales, monoparentales, uniones o parejas de hecho y la libertad de disposición de las personas. La estructura social ha evolucionado desde el año 1889 -fecha de nacimiento del Código Civil-, y esto afecta al propio derecho. Ya no hay contribución al trabajo familiar por parte de los hijos desde muy jóvenes. Por ello, el legislador debería tener en cuenta una serie de consideraciones para acercar la legislación a la realidad social.

Consideraciones para acercar la legislación a la realidad social

  • La consolidación del articulo 108.2 del Código Civil. La filiación matrimonial, la no matrimonial y la adoptiva surte los mismos efectos de acuerdo con la ley.

  • La desheredación se debe modificar desde el sistema actual restrictivo a un sistema mas amplio y claro donde la carga de la prueba cambie radicalmente, aparezca recogida en el testamento y sea el desheredado el que tenga que dar veracidad a los hechos que se le cuestionan. La modernización de las causas, introduciendo hechos como el maltrato psicológico recogido recientemente por el Tribunal Supremo, van a ser elementos a tener en cuenta.

  • La naturaleza jurídica de la legitima debe pasar del sistema actual pars bonorum (copropietario de los bienes hereditarios) a pars valoris (legitimario acreedor de la herencia) supone la supresión de su naturaleza real, cambio del régimen de imputación y computación así como la limitación de plazos.

  • Que el Estado asuma su competencia constitucional del articulo 149.1.8 y que se desarrollen los derechos del cónyuge viudo tanto en el matrimonio como en las uniones o parejas de hecho. Debe existir una regulación clara de derechos y deberes y una inscripción de las mismas en los registros correspondientes buscando la seguridad jurídica de los ciudadanos. El Estado ha abandonado claramente sus competencias en materia civil en relación con las comunidades autónomas que tienen derecho foral antes de la entrada en vigor de la Constitución en 1978.

  • Modificación de la legitima de los descendientes estableciendo una legitima formal (evitar preterición u omisión de un heredero forzoso) y reduciendo la legitima de los hijos como máximo a la mitad de sus bienes, desapareciendo la mejora incluso con la posibilidad de una distribución desigual entre los hijos. También se deberá establecer un régimen especial de protección para los menores e incapacitados.

  • Libertad de abono de la legitima por parte del testador en bienes o en metálico.

  • Supresión de la legitima de los ascendientes sustituyéndolo por un derecho de usufructo o prestación de alimentos para garantizarles en su caso la prestación mínima, si fuese necesario.

Todo ello es fruto de una reflexión basada en el derecho, en la vida, en la libertad de disposición individual, en la evolución social y familiar y en la de la propia persona.

Escrito por

Abogado.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons