Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“Gustaaf Deloor, de La Vuelta a la luna” . El rescate del olvido de un pionero del ciclismo

El primer ganador de la Vuelta a España, Gustaaf Deloor, era uno de los grandes olvidados dentro de la historia del ciclismo. Libros de Ruta salda una gran deuda con la publicación de una biografía que avanza entre carreteras, campos de batalla y misiones lunares. 

Poco sabíamos hasta ahora de la vida del primer ciclista que ganó la Vuelta a España. Sería fácil empezar criticando la arraigada tendencia nacional a olvidar su historia y sus protagonistas. Sin embargo, me parece mucho más correcto comenzar felicitando y agradeciendo a Juanfran de la Cruz y a Libros de Ruta su trabajo por reverdecer los laureles que bien merece Gustaaf Deloor.

Gustaf Deloor portada libro

GUSTAAF DELOOR, DE LA VUELTA A LA LUNA | JUANFRAN DE LA CRUZ | LIBROS DE RUTA | 2018 | 200 págs. | 18,90 € | EBOOK: 9,95 €

El nacimiento de la Vuelta a España fue complicado y solo pudo celebrar dos ediciones, en 1935 y 1936, antes del indeseable parón provocado por la Guerra Civil. Dos años en los que un joven belga, Gustaaf Deloor, se impuso a rodadores nacionales como Mariano Cañardo. Los recuerdos de aquellas largas jornadas de ciclismo por la Península se conservan en los diarios y revistas de la época. En ellos ha buceado el autor para presentar una fotografía realista de aquel ciclismo del que, habitualmente, solo conocemos historias que tienen mucho de leyenda.

Ese impresionante trabajo de documentación, que se acompaña con los testimonios de personajes que conocieron de primera mano los recuerdos del campeón belga, provoca que Gustaaf Deloor, de la Vuelta a la luna pierda en épica, si es que el ciclismo puede perder en algún momento ese epíteto, para ganar en detallismo sobre aquel ciclismo “prehistórico”. Un libro, por lo tanto, que honra al primer vencedor de la Vuelta a España por lo que verdaderamente hizo sobre la bicicleta.

Y a pesar de todo ello, la vida de Gustaaf Deloor no invita a reiterar el tópico de ciclismo y siesta veraniega. La carrera deportiva del belga fue víctima de su tiempo y la Segunda Guerra Mundial puso fin a una trayectoria en la que aún tuvo tiempo de ganar una etapa en el Tour de Francia y soñar con ser campeón del mundo. Colgada la bici, fue llamado a filas, sufrió cautiverio a manos del Ejército nazi y se libró de mayores penurias tras ser reconocido por un soldado aficionado al ciclismo.

Superada la guerra, y en un intento por dejar atrás la pobreza de una Europa devastada, Gustaaf Deloor viajará a Estados Unidos, donde formará parte de ese numerosísimo grupo de trabajadores anónimos que, repartidos por todo el país, pueden decir que ayudaron a Neil Armstrong a poner el pie en la luna.

Toledo homenajea a Federico Martín Bahamontes, el “águila” que triunfó en el Tour

Su nombre y sus andanzas quedaron sepultados por los años y las historias de otros muchos corredores ensombrecieron la hazaña de quien logró los dos primeros triunfos en la que hoy es considerada una de las tres grandes carreras por etapas del panorama ciclista. “Reproches” en pasado después de la publicación de un libro que salda una gran deuda.

Como venimos diciendo, Gustaaf Deloor, de la Vuelta a la luna es todo un trabajo de investigación (bien narrado), que se acompaña con un buen número de fotografías que dan luz a las crónicas periodísticas y los recuerdos. Escenas de una Europa que se preparaba para la guerra, pero que no dudaba en salir a la carretera para saludar y felicitar a esos aventureros que, montados en sus bicicletas, libraban una batalla pacífica que se sigue repitiendo por las carreteras de todo el mundo.

Imagen de portada: Gustaaf Deloor (segundo por la izquierda) rueda durante una de las etapas de la Vuelta a Suiza de 1936 | Archivo de la familia Deloor-Libros de Ruta
Escrito por

Graduado en Periodismo y Humanidades. Redactor de El Debate de Hoy. @pablo_casado

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons