Diario de análisis, reflexión y valores    

 

Un retrato a tres voces: Thomas Mann

En el Relato de mi vida, un Thomas Mann ya maduro traza una apretada semblanza autobiográfica, en la que otorga prioridad a su formación intelectual y estética.

Thomas Mann

Thomas Mann | Relato de mi vida | Andrés Sánchez Pascual (trad.) | Madrid | Hermida Editores | 2016 | 204 pp

Al cerrar las páginas de un libro que nos ha cautivado, uno parece tener la irrefrenable necesidad de salir a la búsqueda de su autor. ¿Quién se oculta detrás del prodigioso artificio de palabras en que se sostiene el mundo fascinante que ha ocupado nuestra atención y sentidos, durante días o semanas? Como si no nos bastara con ello, quisiéramos saber más sobre la persona que ha sido capaz de conducirnos a través de tan excepcional itinerario. Conocer algo de su vida, de su carácter, de los motivos que le llevaron a escribir, y del proceso por el que lo vivido se transmutó en material con el que tejer sus historias.

¿Y si fuera el mismo escritor quien se decidiera a abrir las puertas de su casa y estuviera dispuesto a conversar pausadamente con nosotros? Esto es precisamente lo que ocurre con el texto que Hermida Editores ha decidido sumar al selecto catálogo que ha ido forjando, a lo largo de sus ya más de cinco años de andadura. En el Relato de mi vida, un Thomas Mann ya maduro, y razonablemente satisfecho ante la reciente concesión del Nobel (1929), traza una apretada semblanza autobiográfica, en la que otorga prioridad a su formación intelectual y estética, así como a los jalones que fueron marcando su trayectoria literaria y emocional.

Conocer algo de su vida, de su carácter, de los motivos que le llevaron a escribir, y del proceso por el que lo vivido se transmutó en material con el que tejer sus historias

Ciertamente, se trata de una obra menor dentro de la monumental producción narrativa y ensayística del Mago Thomas Mann. Y, no obstante, hay en ella la marca innegable de su maestría como narrador, a la que se suma el interés de permitir al lector asomarse al otro lado de la trama, descubrirle algunos secretos de su cocina literaria, mostrarle parte de su intimidad y ofrecerle, aquí y allá, agudas observaciones sobre su propia obra.

Quizás lo primero que uno percibe al aproximarse a estas páginas es esa prodigiosa precisión de una prosa que expresa cuanto aborda con pasmosa naturalidad. Así, el recorrido autobiográfico se va desgranando en una viva rememoración, donde comparece una dualidad que el mismo Mann apunta como clave de su identidad: la mezcla de la contención y el rigor germánicos, procedentes de la familia paterna, con la apasionada vitalidad latina, que cree haber heredado de su madre, una criolla brasileña.

El recorrido autobiográfico se va desgranando en una viva rememoración, donde comparece una dualidad que el mismo Mann apunta como clave de su identidad

Son muchos los datos que el lector apasionado por la obra del escritor alemán podrá descubrir en este texto: los años de infancia en Lübeck (que tanto influirían, en la construcción de Los Buddenbrook), la influencia juvenil de Nietzsche y Schopenhauer, la importancia de la música en su despertar estético, los primeros pasos en el mundo literario, etc. Quizás le sorprenda también constatar el interés que muestra por el relato breve o su tendencia a la escritura ensayística, en un autor habitualmente asociado a los grandes proyectos novelísticos, como La montaña mágica, la trilogía de José y sus hermanos o Doctor Faustus.

Acompañando al texto autobiográfico, que da título al volumen, aparece también la deliciosa y emotiva narración que Erika Mann, la hija del autor, lleva a cabo sobre El último año de mi padre. En ella comparece la vida cotidiana de un infatigable trabajador del espíritu, que a pesar de los achaques de la edad, por encima de los méritos y honores recibidos, sigue embarcándose en nuevas empresas literarias e intelectuales, prácticamente hasta el último día de su existencia.

El tríptico de Thomas Mann se cierra con una muy detallada cronología sobre la vida, la obra y el contexto histórico-cultural que rodeó a uno de los escritores más relevantes del siglo XX. Con acierto, Andrés Sánchez, responsable también de la espléndida traducción, pone el énfasis en aspectos que, deliberadamente o no, el relato autobiográfico mitiga o silencia. De este modo, el volumen ofrece, en su conjunto,  un retrato complejo, rico en matices, y en triple perspectiva, que contribuye a comprender más hondamente una obra ya clásica.

Escrito por

Profesor de Literatura en la Facultad de Humanidades y CC. de la Comunicación de la USP CEU. Doctor en Filología Hispánica. Imparte clases en el Máster de Radio COPE. Colaborador en diversos programas radiofónicos, para los que ha elaborado secciones literarias y culturales (COPE, Gestiona Radio, Radio Internacional).

...

Deja tu comentario