Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“Todas las noches de un día”, sensibilidad terrenal a flor de piel

La brillante interpretación de Carmelo Gómez y Ana Torrent, el cautivador guion y las interesantes reflexiones hacen de Todas las noches de un día una propuesta de calidad. Una hermosa historia que conmueve, aunque transcurre por vericuetos existencialistas.

FICHA TÉCNICA

Todas las noches de un día

Dirección: Luis Luque

Autor: Alberto Conejero

Productor: Jesús Cimarro

Reparto: Carmelo Gómez y Ana Torrent

Teatro Bellas Artes

Calle del Marqués de Casa Riera. Madrid

Del 21 de noviembre de 2018 al 6 de enero de 2019

De martes a viernes: 20:30 h. Sábado: 19:00 h. y 21:30 h. Domingo: 19:00 h.

Precio: a partir de 15 euros

Sitio web

No es habitual encontrar en la escena española propuestas como Todas las noches de un día. Una obra intensa, elegante y de calidad, con ecos de autores como William Faulkner o W. Somerset Maugham.

El texto, concebido por el dramaturgo andaluz Alberto Conejero, es de una belleza poética impactante. La historia juega en todo momento con la dicotomía: pasado y presente, vida y muerte, amor y desamor, resistencia y rendición, inconformismo y resignación, realidad e ilusión…

El telón se abre cuando la policía acude a casa de Silvia intentando averiguar su paradero. Allí solo encuentran al jardinero, Samuel, que cuida con afán las flores del invernadero. A partir de ese momento, la declaración del sospechoso ante los agentes se entremezcla con escenas de su vida junto a la “señora”, de la que siempre estuvo enamorado.

Los dos protagonistas parecen agarrarse a un clavo ardiendo. El nexo de unión entre ambos es la soledad, un sentimiento que cada uno vive de diferente manera: ella, entregándose a relaciones vacías y tóxicas; él, encerrándose en su mundo.

La hondura del guion

Bajo la batuta de Luis Luque, Todas las noches de un día contiene profundas reflexiones sobre temas universales: la incomunicación, la defensa de las ideas, el rol de la mujer, la llamada violencia de género, los prejuicios sociales… que acompañan al misterio sobre el destino de Silvia.

Aunque el guion está perfectamente trenzado, a medida que avanza la trama, toma una deriva existencialista que cierra la puerta a la trascendencia. El sentido de la vida se busca en lo efímero, en lo terrenal. Y, al no encontrarlo, se justifica la libertad absoluta del ser humano para decidir su propio final.

Carmelo Gómez, un excelente actor al que nunca se le ha dado el lugar que merece, interioriza a la perfección su personaje: un jardinero leal, noble, sencillo, entregado. Recluido en el invernadero, las palabras para él están de más. El leonés resuelve con brillantez ese cruce entre monólogo y diálogo tan recurrente en la obra.

Ana Torrent le da la réplica con solvencia. Se mueve por el escenario con suma delicadeza, parece levitar sobre él. Su actuación resulta creíble en el rol de Silvia, una mujer frágil, herida, incapaz de amar, con una lucha interior que no le permite ser feliz.

La obra emociona y hace pensar

La acción se desarrolla en un invernadero de estilo modernista y en el que la iluminación es fiel reflejo de los contrastes que inundan toda la obra: se llena de luz cuando Silvia emerge sobre las tablas y se hace la oscuridad cuando desaparece. Una original puesta en escena permite jugar con flashbacks y entrelazar pasado y presente.

Las flores desempeñan un relevante papel, son un personaje más de la obra, además de una alegoría del destino de los protagonistas.

En Todas las noches de un día los sentimientos manan solos. La obra tiene la virtud de emocionar, conmover y hacer pensar al espectador.

En suma, se trata de una propuesta muy recomendable para amantes del teatro, de la poesía y, sobre todo, para almas sensibles. Los casi 90 minutos pasan en un suspiro, en lo que tarda una flor en marchitarse.

  • Luces: la interpretación de Carmelo Gómez y la belleza del guion.
  • Sombras: olvida la faceta espiritual del ser humano.

Imagen de portada: Fotograma de la representación de Todas las noches de un día | teatrobellasartes.es
Escrito por

Licenciada en Derecho y diplomada en Ciencias Empresariales. Redactora de El Debate de Hoy.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons