Diario de análisis, reflexión y valores    

 

“Rogue One” recrudece la guerra en la galaxia

La primera película de Star Wars que no es un episodio aprovecha para restar épica y sumar dureza y madurez a la guerra entre el Imperio galáctico y la Alianza Rebelde.

El universo Star Wars vive en un proceso de continua expansión… o repliegue sobre si mismo, según se quiera ver. El estreno de Rogue One, película a insertar entre los episodios III (la última de la segunda trilogía) y IV (la primera Guerra de las Galaxias), supone un paso más en ese proceso que ha convertido a una saga de ciencia ficción en todo un relato legendario.

FICHA TÉCNICA

Rogue One: Una historia de Star Wars (****) 

(EEUU, 2016)

Dirección: Gareth Edwards

Guión: Chris Weitz, Tony Gilroy

Reparto: Felicity Jones, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Jiang Wen, Mads Mikkelsen, Forest Whitaker, Alan Tudyk, Riz Ahmed, Jonathan Aris, Jimmy Smits, Alistair Petrie, Genevieve O’Reilly, Valene Kane

Duración: 133 min

Género: Ciencia ficción. Acción

Rogue One es “una historia de Star Wars” que narra la misión para robar los planos de la Estrella de la Muerte, el gran arma del Imperio que amenaza con acabar con cualquier esperanza rebelde. De este modo, la factoría Disney nos lleva a los momentos previos al origen, al instante en el que la Princesa Leia envía su mensaje a Obi-Wan Kenobi a través del droide R2-D2.

La cinta puede enmarcarse dentro del cine bélico. Estamos ante un clásico escuadrón suicida que, en aras de la libertad, asume un sacrificio último.  Quizá el argumento este manido, sin embargo la película cuenta con un comodín en la manga que la convierte en un éxito, todo el abanico de posibilidades, recuerdos y efectos que permite formar parte del universo Star Wars.

Es esa nostalgia la que hará disfrutar aun más la película a los “iniciados” dentro de este mundo. La aparición, casi a modo de cameo, de algún personaje clásico, las referencias a hechos pasados o pinceladas de los que ocurrirán más adelante tienen su punto álgido con la reaparición en la gran pantalla del verdadero protagonista de Star Wars: Darth Vader.

El guión es lo más flojo de la cinta. Pese a ello, cabe destacar el cambio que se produce en la concepción de los personajes. Si algo define a las películas de la primera trilogía de La guerra de las galaxias (episodios del IV al VI) es el choque absoluto entre unos buenos que son muy buenos frente a unos malos que son muy malos.

Con Rogue One se abre una nueva esperanza de cara a la continuación de la saga en los próximos años

En Rogue One se rompe con la idealización de la Rebelión, encontramos héroes que no son tan ejemplares, y en algunas secuencias la resistencia rebelde recuerda a los movimientos de insurgencia de cualquier guerra moderna.

La madurez conceptual que aporta Gareth Edwards a Star Wars se observa también en la Fuerza. Acostumbrados a una Fuerza reducida prácticamente a una serie de poderes telequinéticos, en Rogue One este concepto metafísico que une y fluye en todos los elementos se nos presenta como una religión en la que ya pocos creen.

Rogue OneLos efectos especiales y la técnica de la película solo pueden ser aplaudidos. Sirva como ejemplo la “resurrección” digital del almirante Tarkin, interpretado por el fallecido Peter Cushing. Podemos encontrar un “pero”, aunque en este caso hay que achacárselo a los encargados del doblaje. La nueva voz de Darth Vader queda muy lejos de la profundidad que aportaba Constantino Romero.

No se puede terminar una crítica relacionada con Star Wars sin hablar de su banda sonora. John Williams compuso una sinfonía para las películas de los años setenta que ya es historia del cine y de la música. Al no estar inserta en la narración por capítulos de la saga, el encargado de la BSO de Rogue One, Michael Giacchino, ha optado por no abusar de las melodías clásicas y tan solo utilizarlas como una tímida aparición que después sufre de variaciones independientes.

Después de la ligera decepción que supuso que el episodio VII de J. J. Abrams fuese, prácticamente, un remake de la película original (episodio IV), se agradece esta intención de expandir el universo Star Wars. Sin perder la esencia pero ofreciendo al espectador una mirada más adulta de lo que supone una guerra, pues en el fondo de eso se trata todo.

Con Rogue One se abre una nueva esperanza de cara a la continuación de la saga en los próximos años.

Escrito por

Graduado en Periodismo y Humanidades. Redactor de El Debate de Hoy. @pablo_casado

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons