Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“Nuestra vida en la Borgoña”, una historia familiar que, como el vino, es rica en matices

Nuestra vida en la Borgoña narra una íntima historia familia sin caer en moralismo barato. Como el buen vino, hilo conductor de la cinta, esta película necesita una degustación tranquila y que aprecie los pequeños matices.

FICHA TÉCNICA

Nuestra vida en la Borgoña

Ce qui nous lie 

Francia, 2017

Director: Cédric Klapisch

Guion: Santiago Amigorena y Cédric Klapisch

Reparto: Pio Marmaï, Ana Girardot, François Civil, Jean-Marc Roulot, María Valverde, Karidja Toure, Yamée Couture, Florence Pernel, Eric Caravaca, Jean-Marie Winling, Tewfik Jallab

Género: Drama

Sitio web

Jean (Pio Marmaï) vuelve a su Borgoña natal al enterarse del inminente fallecimiento de su padre, y allí se reencuentra con sus hermanos Juliette (Ana Girardot) y Jérémie (François Civil). Cuando muera, su padre dejará en herencia a sus hijos una inmensa finca vinícola. Los hermanos deberán decidir qué hacer con ella, si venderla o dedicarse en cuerpo y alma a su explotación. Pero Jean tiene un problema, y es que ha dejado en Australia a su mujer, con la que no tiene una relación fácil.

Cédric Klapisch es un director de dilatada carrera, muy irregular en los resultados y que ha tocado palos muy diversos. Pero los que han trabajado con él coinciden en su amor por los detalles de la vida cotidiana. Y, ciertamente, se puede decir que eso se cumple en esta interesante película que, a la vez que hace una radiografía familiar, propone una extraordinaria pedagogía vinícola. A pesar de la inmensidad de los viñedos y de las arduas tareas que proporciona, la película es fundamentalmente intimista. Va examinando las circunstancias particulares de cada hermano, sus miedos, sus inseguridades, sus deudas con el pasado, sus conflictos sin resolver… y, ya con todos esos ingredientes sobre la mesa, el espectador comprende las dificultades que entraña decidir sobre el futuro de los viñedos, que en definitiva es el futuro de esa familia.

Nuestra vida en la BorgoñaY es que la familia es el tema central de una película que se toma su tiempo, que no quiere soluciones fáciles ni ahorrar a sus personajes el camino que tienen que recorrer. Un camino que tiene que pasar por la experiencia del perdón; no solo del perdón al otro, sino el perdón a uno mismo. Pero no se piense que estamos ante una película moralista o de moraleja reivindicadora de la familia. Solo pretende mostrar con honradez las fatigas y alegrías del camino de la vida. Y la soledad en la que a menudo se encuentra quien está rodeado de gente.

La puesta en escena es primorosa, sometida al lento ritmo de los cambios de estación, centrada en personajes y paisajes por igual, atenta a los pequeños momentos que proyectan luz u oscuridad sobre los protagonistas. El vino tiene un lugar muy destacado en el desarrollo de Nuestra vida en la Borgoña. Y es que esta película hay que degustarla como se cata un buen vino, sin prisa, saboreando, sintiendo el eco en el paladar.

Imagen de portada: Fotograma de Nuestra vida en la Borgoña | Wanda Films
Escrito por

Director de Cine de la Conferencia Episcopal Española y crítico cinematográfico en medios como 13Tv, Cadena Cope y el semanal Alfa&Omega.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons