Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“La Maldición de la Literatura” . Liliana Díaz ensaya la tragedia de la palabra

Doce libros después, Liliana regresa a la editorial Huso con La Maldición de la Literatura, un ensayo sobre el mal-decir; la tragedia de la palabra, el no hallar la combinación de letras precisa que corresponda a nuestro pensamiento, la malinterpretación del otro.

La etereidad de Liliana Díaz Mindurry sobrevolaba y sobrecogía. A una orilla del espacio, sentada en la primera fila de breves sillas, conversaba ausente durante la progresiva llegada de conocidos y lectores que se habían dado cita en la librería Antonio Machado de Madrid. En espera de la hora en punto, unos curioseaban estanterías, otros se acercaban a saludarla, unos terceros iban y venían, rigurosos, comprobando micrófonos o vasos de agua. Unos cuartos, a lo lejos, se convertían en los últimos clientes de la tarde. Mientras ese trasiego, ella, cabello áureo y de azul los párpados, compartía quién sabe qué palabras descifrando la Poesía.

LA MALDICIÓN DE LA LITERATURA | LILIANA DÍAZ MINDURRY | MADRID | HUSO | 2016 | 237 PP | 13,33 €

Pequeña Música Nocturna y La Maldición de la Literatura, cuya presentación era el motivo del acto, se publicaron originariamente en Argentina, país de Liliana, siendo el primero de ellos Premio Planeta en Buenos Aires en 1998. Huso, editorial nacida hace algo menos de un año, los ha reeditado bajo su estética de márgenes blancos y portadas de singular cuento. Fue la Pequeña Música Nocturna la que dio a conocer el sello editorial al mundo, una mañana de abril de 2016. Aquel día, Mayda Bustamante, su directora, definió la esencia de Huso como hilos que tejen «rarezas literarias que permitan a los lectores conocer otras facetas de los autores conocidos». Hilar también a los clásicos, coserlos bien para que nunca caigan y se extravíen como un viejo botón olvidado. Y añadir al telar las texturas de «aquellas mujeres a las que el tiempo y las circunstancias de la historia han desterrado injustamente del panorama editorial».

Pequeña Música Nocturna y La Maldición de la Literatura, cuya presentación era el motivo del acto, se publicaron originariamente en Argentina, país de Liliana

Doce libros después, Liliana regresa a Huso con La Maldición de la Literatura, un ensayo sobre el mal-decir; la tragedia de la palabra, el no hallar la combinación de letras precisa que corresponda a nuestro pensamiento, la malinterpretación del otro. Y cómo la literatura «toma todas estas “suciedades” de la comunicación y las convierte en figuras literarias, en juegos lingüísticos. En belleza». Una belleza hermosa y oscura de la cual ella es partícipe, pasiva –por lectora y conocedora de las volátiles reglas de las palabras– y activa –por escritora y creadora de nuevos prismas que trencen o deshagan esas reglas–. Violencia y literatura, Eros y literatura, Kafka: la condenación de las palabras o El inevitable inicio que es una negación (y también un falso inicio) son algunos nombres de capítulos que encierran interesantes reflexiones dirigidas «no a la euforia de la palabra –como prologa Rosa Tezanos-Pinto en el libro–, sino a los tormentos que esta encierra por haber sido segregada, expulsada o silenciada».

El escribir de Liliana es como su ser: ingrávido, velado, intenso, misterioso. Y sincero. Por hablar a la literatura, a la literatura que es Poesía con mayúscula, mirándola a los ojos; porque dirigirse a ella es hablar en vocativo y necesariamente desnudarse. Edgar Borges, escritor venezolano que, junto a Mayda Bustamante, introdujo y acompañó a Liliana en la presentación, dijo de ella que «se define, como los filósofos, por sus preguntas». Y, para él, la pregunta que mejor define a este ensayo del mal-decir es aquella que al cielo clama: «¿O el Universo puede ser otra cosa que un conjunto de signos gramaticales?». Los renglones, (im)perfectos, de Dios.

«Además de la alusión a Mozart y Dorothea Tanning, el título se refiere a que la propia historia es una música, una armonía nocturna, que se acerca al subconsciente, al surrealismo y su unión de dispares»

PEQUEÑA MÚSICA NOCTURNA | LILIANA DÍAZ MINDURRY | MADRID | HUSO | 2016 | 224 PP | 17,50 €

Igual que la oscuridad y su belleza inundan La Maldición de la Literatura, así lo nocturno impregna también las estancias de La Adormidera, hotel donde se sitúa Pequeña Música Nocturna, novela a la que Liliana Díaz dedicó también unas palabras. «Además de la alusión a Mozart y Dorothea Tanning, el título se refiere a que la propia historia es una música, una armonía nocturna, que se acerca al subconsciente, al surrealismo y su unión de dispares». Esa unión que será convulsiva o no será. Jugar en los lábiles límites del deseo, explorar el arte y los recuerdos, la adolescencia, una flor maldita, descubrir y descubrirse.

Comprimiendo el escaso tiempo que quedaba, en el llamado turno de preguntas surgieron nombres como Camus u Onetti (para Liliana Díaz, el más cercano a la anfibiología del lenguaje, protagonista de su ensayo). De ahí surgió la distancia entre lo literal (de litos, muerte; limitar, inmovilizar) y la metáfora, abanico de miradas y vías. De ahí Cortázar y su idea del pensamiento diagonal (el de la literatura, el que ofrece caminos alternativos frente al rectilíneo), que será materia del próximo proyecto de la autora. Así fueron tejiéndose las últimas ideas, noticias, preguntas y respuestas de la velada, hilvanadas por la personalísima escritura de una mujer volátil e intensa en su decir. Tras firmar ejemplares y despedirse, bajo la temprana noche caminando regresó a su halo de silencio (pues «el silencio es el otro lado de la palabra y es también palabra»), desapareciendo así de la cotidianeidad urbana y adentrándose en las páginas de su vida-literatura.

«Se le dio al hombre el más peligroso de los bienes: el lenguaje». Friedrich Hölderlin ·

Escrito por

Ilustradora, graduada en Humanidades por la USP CEU y máster en periodismo cultural. Ha trabajado en medios como la revista Leer y Hombre en camino.

Ultimo comentario
  • Me EMOocionó tu reseña, Andrea. Sacaste la esencia de esa memorable presentació, A LA QUE TUVE LA DICHA DE ASISTIR EL PASADO 9 DE FEBRERO DE 2017. Liliana Díaz Mindurry nos deleita con cada uno de sus libros y para nuestra gran suerte, nos seguirá deleitando CON MUCHAS JOYAS LITERARIAS MÁS. Gracias!!

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons