Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“La Triple E” . El equilibrio emocional está en mirarse menos en el espejo y conocerse más

La obra del psicólogo Javier Urra es un compendio de “ideas fuerza” que obliga al lector a replantearse su forma de ser y de actuar. Se trata de un libro de ejercicio mental para quien tenga ganas de hacerse un chequeo emocional completo.

En esa sección de las librerías que tanto impulso ha tenido desde hace un par de décadas, la catalogada como libros de autoayuda, se podría hacer una segunda distinción: la de los libros que valen y los que no. Y este que reseñamos es de los que valen.

Javier Urra | La Triple E. Escala de Estabilidad Emocional | AGUILAR | 2018 | 248 PÁGS. | 16.90 € | EBOOK: 8.99 €

Para que puedan estar alerta, los que no valen son esos que están llenos de recetas mágicas para lograr la felicidad. Como si el complicadísimo entramado de la psicología humana se resolviese de la misma forma que preparamos una salsa bechamel en la Thermomix: 60 gr. de harina, 600 ml. de leche…

Si un libro que de verdad quiere servir de ayuda (no autoayuda, porque la ayuda, en este caso, nos la brinda Javier Urra, psicólogo de larga experiencia profesional, cabeza bien amueblada y desbordante sentido común), lo que nos tiene que brindar no son recetas, sino los caminos por los que aprender a entendernos a nosotros mismos para poder luchar a brazo partido con lo que no hacemos bien.

Pero es que, además, La triple E. Escala de Estabilidad Emocional tiene otra virtud: rompe con esa corriente psicológica que tanto daño ha hecho a las sociedades occidentales, esa que culpa de nuestros males al resto de la humanidad y nos convierte en víctimas merecedoras de toda compasión.

Aquí no hay compasión que valga. Javier Urra lo sabe porque ha visto de todo en sus largos años en la Fiscalía, después como defensor del Menor y ahora en su labor incansable para frenar la violencia juvenil. La compasión no sirve. Y conocer y comprender las razones que inclinan a un comportamiento no puede ser, en ningún caso, justificarlo.

La Triple E puede cambiar nuestra vida

Por eso, en estas páginas editadas por Aguilar no vamos a encontrar nada edulcorado, ni un ápice de esa “sociedad blandita” que Urra denuncia, la que se ha acomodado a sus bajísimos niveles de resiliencia. Aquí no hay medias tintas. La vida de cada uno no va a cambiar por leer este libro. Pero quizá consiga que cambie su actitud y, con eso, su vida.

Y lo plantea de una forma 100% práctica. El que espere encontrar aquí un tratado de psicología solo hallará los destellos de lo que, evidentemente, el autor domina. No es ni tan siquiera un manual divulgativo. Es un compendio de “ideas fuerza”, algunas engarzadas en forma de reflexión, otras a modo de cuestionario.

Así que, si alguien buscaba una lectura sosegada para el final del día, este no es su libro. Porque sus páginas, destinadas a conseguir nuestra estabilidad, comienzan por desestabilizarnos. Cada una de las propuestas que aporta nos obliga a replantearnos nuestra forma de ser y de actuar, nos sitúa frente a un espejo con un reflejo de nuestro propio yo que no siempre va a devolvernos una imagen favorecida de nosotros mismos. Pero también nos da la clave de cómo podemos mejorarla.

En fin, La triple E es un libro de ejercicio mental para el que tenga ganas de hacerse un chequeo emocional completo. Una necesidad casi imperiosa en un siglo en el que el estrés agota todo el tiempo que deberíamos dedicar a la reflexión.

Escrito por

Doctora en Periodismo, especializada en investigación sobre la vinculación entre medios de comunicación, familia y educación. Miembro del Instituto CEU de Estudios para la Familia y directora de la revista "Hacer Familia".

Ultimo comentario
  • No he leido el libro, aunque prometo hacerlo ya que soy fiel seguidora de Javier urra,por ello no puedo opinar acerca de su contenido, no obstante espero no encontrar en él una opinión como la que se atisba en este artículo sobre la compasión.
    Compasión ,a mi modo de ver y sentir,no es justificación, en absoluto.compasión es un acompañamiento” sentido”que te coloca al mismo nivel (emocional) que aquél por el que la sientes.
    Como digo, no he leido el libro, pero considero que para alcanzar un nivel óptimo de resiliencia es necesaria una pequeña dosis de autocompasión que te permita hacer las paces con tu dolor, aceptarlo, digerirlo y a partir de ahí ponerte manos a la obra y luchar a brazo partido con todo lo que se te ponga por delante.
    El chequ eo emocional no sirve de nada si no lleva consigo una aceptación de la realidad emocional de cada uno. En esa aceptación ,lA AUTOCOMPASIÓN juega un papel fundamental

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons