Diario de análisis, reflexión y valores    

 

Cinco libros clásicos para empezar el curso . De Salinger a Kafka pasando por Vargas Llosa

Tras el periodo estival volvemos con más o menos pesar a la rutina, y con ella retomamos viejos hábitos e iniciamos nuevos proyectos. Nos acechan unos días cada vez más cortos y unos atardeceres cada vez más largos, unas temperaturas más abrigadoras y una suave melancolía parece inundarlo todo. Qué mejor momento para pasar páginas de nuevos libros o viejos libros nuevos que la estación en la que se caen las hojas.

Dicho lo cual, en lugar de recomendar a Tolstoi, Collins o Austen, que son autores que tienen mucho que decir, voy a proponer dos libros que nos tienen mucho que decir, aunque no cumplan los requisitos del novelón crepuscular. Y no pasa nada por volverlos a leer. Aun diría yo que son novelas de segundas lecturas: en la primera te quedas con la impresión y el argumento, en la segunda con las ideas. Aquí va la pareja:

El lobo estepario (Der Steppenwolf). Herman Hesse y La transformación (Die Verwandlung). Franz Kafka

“Este libro fue un descubrimiento para mí. No hice su lectura identificándome con el personaje, sino para saber cómo un visionario entiende, en los tiempos modernos, la problemática de la soledad y la del hombre solitario”.

La cita no es mía, sino del entonces cardenal Joseph Ratzinger y me parece que define perfectamente la fortaleza del libro. La novela describe la vida de Harry Haller, protagonista y trasunto del autor, un hombre solitario que contempla con envidia y rechazo una sociedad burguesa acomodada y feliz. Tras un intento infructuoso por integrarse, constata que en realidad no es un hombre, sino un lobo de la estepa, sin manada, sin congéneres. Lo que en su momento se leyó como una crítica a la pequeño-burguesía acomodada se interpreta en los últimos años como una amarga descripción de nuestro mundo actual, donde miles de lobos esteparios ocupan las ciudades en un inmenso festejo de colectiva soledad.

De Kafka se puede recomendar cualquier libro, pero ya que hablamos de Harry Haller y de brevedad, opto por La transformación (traducción que poco a poco va sustituyendo a la incorrecta pero mucho más habitual La metamorfosis). Es una novelita que todo el mundo medianamente culto conoce, aunque sea porque viajó una vez a Praga y se compró una camiseta; y tal vez llegó a leer hacía siglos, pero no recuerda más que la famosa mutación del protagonista en cucaracha. Gregor Samsa, tiene mucho que ver con Harry Haller pues ambos viven desubicados en un mundo que ni entienden ni les entiende. Pero mientras el alemán se ve como un lobo, el checo se representa como un bicho. No hace falta ser profesor de literatura para adivinar diferencias entre ambos animales. Ni similitudes, pues dibujan dos esencias del individuo contemporáneo: la soledad y el miedo.

Como leer a Kafka y a Hesse de corrido se puede considerar suicidio premeditado, propongo tres libros más que pueden servir de digestivo para los de arriba. Son tres novelas disfrazadas: Uno de ellos es una novela para adolescentes escondido en una de adultos otro es su contrario, un cómic que debería ser leído por gente mayor. Por último, una novela experimental que en realidad es un novelón del XIX.

El guardián entre el centeno (The Catcher in the Rye). J. D. Salinger

Para quien no conozca este clásico contemporáneo, describe la historia de un adolescente conflictivo al que expulsan del internado. Vuelve a Nueva York pero no quiere ver a sus padres, por lo que pasa unos días viviendo solo en un hotel. Fue una novela controvertida por el descaro con que presentaba la mentalidad juvenil, y setenta años después no ha perdido frescura. Holden desprecia a los adultos y todo lo que representan: doblez, cinismo, hipocresía… pero según avanzan las páginas vemos que la autenticad que se siente tan suya no es más que otra fachada.

Recomendado para adolescentes, aquí descubrirán que no son tan especiales, o que sí lo son; y para sus padres si han olvidado que tuvieron quince años y no aciertan a descubrir el complejo mundo que existe tras la inexpugnable cara de sus hijos.

Balada del mar salado (Una ballata del mare salato). Hugo Pratt

Sí, es un comic (eso que se llamaba tebeos antaño o ahora novelas gráficas), pero no lo recomendaría a ningún niño. Es cierto que tiene piratas, islas desiertas, barcos alemanes, amores imposibles, y un personaje que se queda grabado en la retina por mucho tiempo. Pero el tratamiento del argumento es adulto y el estilo profundamente literario (así empieza: “Soy el Océano Pacífico. Soy el más grande. Me llaman así desde hace mucho tiempo. Pero no es cierto que esté siempre tranquilo. A veces me enfado y la emprendo con todo y con todos”).

Pratt inició con este libro las aventuras de Corto Maltés, fascinante buscavidas hijo de una gitana de Sevilla y un marinero de Cornualles. Un perfecto ejemplar del héroe contemporáneo, huidizo pero noble como el Rick de Casablanca, el detective Philip Marlowe, o el célebre Indiana Jones.

Recomendado para quien se haya quedado este verano sin vacaciones. El cómic es lo más cercano a viajar al Pacífico sin moverse de la oficina.

Conversación en La Catedral. Mario Vargas Llosa

A pesar del título, no tiene nada que ver con la Iglesia ni con la Edad Media. La Catedral es un local donde se encuentran el hijo y el antiguo chófer de un rico empresario tras muchos años sin verse, y la novela es básicamente una conversación entre ambos. Con títulos tan claros da gusto, aunque sea eso lo único sencillo de la novela. Lo demás, cuatro horas de complejo diálogo, a través del cual el joven Zabala descubrirá la tremenda historia de su familia y del Perú de su infancia.

La novela es uno de los clásicos del Boom hispanoamericano, y como tal resulta complicado de asaltar, pues funde en un solo bloque de texto el narrador y el diálogo entre los personajes, utiliza además un estilo oral plagado de lógicos peruanismos. Por eso recomiendo leer al menos setenta páginas antes de tirarlo con odio. Si el lector es paciente descubrirá, como en los antiguos libros de 3D, cómo el diálogo entre ambos toma volumen y entonces nos damos cuenta de que estamos ante un novelón de lo más clásico, con numerosos personajes y varias tramas que crean un panorama global y completo. Una única precaución, llegado a este punto puede llegar a ser muy adictiva.

Recomendado para valientes que se atrevan a enfrentarse a una experiencia narrativa total.

Escrito por

Doctor en Filología Hispánica por la UCM. Profesor Titular de Literatura en la USP CEU.

...

Deja tu comentario