Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“La gran enfermedad del amor”, multiculturalismo con más crudeza que tópicos

El director Michael Showalter propone en La gran enfermedad del amor un nuevo acercamiento al romanticismo multicultural que prefiere olvidar los clichés y apostar por la familia, el perdón y la fidelidad. 

FICHA TÉCNICA

La gran enfermedad del amor

The Big Sick

Estados Unidos, 2017

Director: Michael Showalter

Guion: Emily V. Gordon y Kumail Nanjiani

Reparto: Kumail Nanjiani, Zoe Kazan, Holly Hunter y Ray Romano

Música: Michael Andrews

Género: Comedia romántica

Sitio web

Estamos ante una comedia romántica de sabor clásico, producida por el famoso Judd Apatow, en la línea de películas de amores separados por diferencias culturales, tipo Mi gran boda griega (Joel Zwick, 2002) o Quiero ser como Beckham (Gurinder Chadha, 2002), herederas de Adivina quién viene esta noche (Stanley Kramer, 1967). En esta ocasión, el director de comedias Michael Showalter nos cuenta la historia real de Kumail (Kumail Nanjiani), un paquistaní americano de segunda generación, y Emily (Zoe Kazan), una rubia americana, que se conocen en un club de la comedia. Lo que comienza como el tonteo casual de una noche va adquiriendo espesor y compromiso hasta que ese amor choca con la realidad de una familia musulmana que no admite el matrimonio mixto.

La película no aporta nada nuevo al subgénero de parejas multiculturales, pero es tan fresca, el personaje de Kumail es, a la vez, tan naif y luminoso que el espectador no puede sustraerse al magnetismo de la historia y acompaña cómodamente a los personajes hasta el final de la trama. No se trata únicamente de una historia romántica de amores imposibles, sino que subyacen interesantes niveles de crítica social.

La gran enfermedad del amorEl tema del multiculturalismo se plantea con toda su crudeza, lejos de un planteamiento buenista simplón, pero a la vez sin caer en improbables maniqueísmos. De hecho, la familia de Kumail, que haría de antagonista en esta historia, se nos presenta con la simpatía suficiente como para que el espectador en ningún momento experimente rechazo hacia ella. Tampoco la familia de Emily facilita las cosas, además de arrastrar heridas del pasado sin cerrar.

Así pues, más allá del amor entre los protagonistas, el film nos presenta una reflexión muy realista sobre la familia, la necesidad del perdón y la conveniencia de la fidelidad. Por si fuera poco, la enfermedad es un tema central del film, tratado también con bastante realismo. ¡Hasta se trata de la cuestión del terrorismo islámico! El resultado es un film que contiene muchas cosas, bien engarzadas, bien tratadas, envueltas en una simpatía creíble. Un film ligero por fuera, interesante por dentro. Un film que ha pasado por San Sebastián y que ha obtenido ex aequo en la Seminci de Valladolid el Premio Seminci Joven.

Imagen de portada: Fotograma de La gran enfermedad del amor | Caramel Films
Escrito por

Director de Cine de la Conferencia Episcopal Española y crítico cinematográfico en medios como 13Tv, Cadena Cope y el semanal Alfa&Omega.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons