Diario de análisis, reflexión y valores    

 

La Feria del Libro y los cazadores de firmas . Los ‘influencers’ hacen sombra a los clásicos

La Feria del Libro se convierte, año a año, en punto de encuentro entre autores y lectores. Es habitual que rostros conocidos aprovechen el tirón mediático para vender sus obras, desde políticos y presentadores a influencers y youtubers. 

Otro año más, el Paseo de Coches del Retiro se reinventa con casetas ocupadas por los agentes del libro (escritores, editores, libreros) y el libro mismo como gran protagonista. Esta primavera ha sido lluviosa y destemplada, pero los pocos rayos de sol han coincidido con el fin de semana. Es en esos días luminosos cuando la Feria del Libro florece con todo su colorido de cubiertas recién salidas de imprenta.

https://twitter.com/FLMadrid/status/1000632064084004864

Pero esa imagen de libros ordenados, casetas blancas y sonrientes libreros está solo reservada para los madrugadores de a diario. Lo habitual, si uno no madruga o madruga demasiado para ir a trabajar, será encontrarse con una feria saturada de personas que van a la caza y captura del último autor de moda. La feria se convierte en una extensión culta de la calle Preciados, con sus empujones, sus prisas y las largas colas para firmar libros. Porque la Feria del Libro de Madrid es, sobre todo, el momento en el que los autores salen de sus cuevas o de sus torres y se encuentran con sus lectores.

Siempre ha habido clases entre los autores firmantes. Los grandes autores de prestigio van “como” desganados. Sonríen a sus admiradores, pero se les nota en la comisura la secreta amenaza de los editores, que los fuerzan a mezclarse so pena de reducirles el anticipo. Los autores noveles, por el contrario, van con una ilusión que no se apaga ni al comprobar que los pocos paseantes que se les acercan son solo para preguntarles por tal libro, confundiéndolos con el librero.

Un tercer grupo es el de los famosos que escriben, personas que tienen más de cara conocida que de autor, y son ellos los que le dan a la feria su verdadera energía. Mueven masas y se bañan en ellas con soltura de delfín. Son alegres y cercanos. Saben cuál es su trabajo y actúan en consecuencia. En los últimos años, este tercer grupo está sufriendo una escisión importante. Son también famosos que escriben libros, pero sus nombres son desconocidos para cualquier persona mayor de veinticinco años: Blue Jeans, LunaDangelis, Reah, Mayden o Elashow son algunos de los seudónimos que causan furor entre los jóvenes. Y si sus denominaciones parecen incomprensibles arcanos, sus profesiones no aclararán demasiado: youtubers, booktubers, instagramers, influencers

Autores y obras que están de aniversario . Recomendaciones para la Feria del Libro

Coinciden con los famosos de toda la vida en su cercanía con el lector, pero, si los clásicos tienen sus profesiones más o menos establecidas (periodistas, políticos, presentadores…), estos jóvenes basan las ventas en su incuestionable aunque frágil número de admiradores, lo que los hace aún más entregados a ellos. Unos los critican, otros esperan que con los años maduren. Pero nadie puede negar que la demografía los apoya y, además, llenan la feria de chavales y chavalas que igual allí se contagian con el virus literario y del cómic de ElRubius pasan a John M. Coetzee, que también firmaba.

Con todo lo dicho, nos hemos perdido la mayor atracción de esta Feria del Libro: el flamante señor ministro de Cultura, Màxim Huerta, que estuvo allí firmando la semana pasada como si nada. Quién le hubiera dicho.

Imagen de portada: La colaboradora de EL DEBATE DE HOY Andrea Reyes firma su libro (Visión estelar de un día de guerra) en la Feria del Libro de Madrid | CEU Ediciones
Escrito por

Doctor en Filología Hispánica por la UCM. Profesor Titular de Literatura en la USP CEU.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons