Diario de análisis, reflexión y valores   

 

McCartney, Clapton o Streisand. Las estrellas de la música que nunca se jubilan

Del exBeatle Paul McCartney a Roberto Carlos, que publica nuevos temas por primera vez en décadas. El otoño discográfico está copado por las estrellas de la música que frisan los setenta. No solo publican, también llenan auditorios en todo el mundo.

No es ya que nunca mueran. Es que los viejos rockeros se resisten a abandonar la estantería de novedades en el, cada vez más cambiante, mercado discográfico. Solo el pasado 7 de septiembre coincidían sendos lanzamientos de los dos grandes Paul McCartney (76 años) y Simon (76). Están muy lejos de ser los únicos. A lo largo del otoño tienen cita con los comercios del ramo Willie Nelson (85), Tony Bennett (92), Barbra Streisand (76), Rod Stewart (73), Eric Clapton (73), Plácido Domingo (77), Mark Knopfler (69), Jean-Michel Jarre (70), Víctor Manuel (71), Cher (72) o Roberto Carlos (77). Las propuestas con las que se presentan son de varios tipos. Hay temas nuevos – en el caso de Streisand o Roberto Carlos, por primera vez en décadas-, duetos –Bennett se empareja con Diane Krall-, versiones de sus propias canciones (Simon) o ajenas – todo el álbum de Cher revisita a ABBA- e incluso villancicos (Clapton). Y eso dejando al margen las distintas operaciones de marketing de las que, en forma de recopilatorio o rescate de viejas grabaciones inéditas, son objeto estrellas de la música como Bob Dylan o The Beatles cuando se acerca la Navidad.

Springsteen: “Tengo una relación especial con Jesucristo, es uno de mis padres”

El prejuicio inmediato buscaría la explicación en el público objetivo coetáneo a estas estrellas de la música. No habrían pasado por los sucesivos aros del mp3 y el streaming, y siguen yendo a los almacenes en busca de música grabada sobre un soporte físico. Sí y no. Como recuerda el coordinador de contenidos musicales de Kiss FM, Iván Guillén, el catálogo de clásicos de estrellas de la música como los citados Beatles, AC/DC o Led Zeppelin fue largamente reclamado por los usuarios de Spotify. Y ahora, ocupan puestos muy destacados en el ranking de artistas más reproducidos. Véanse los ejemplos de los de Liverpool (126), The Rolling Stones (175) o Led Zeppelin (210). “Teniendo en cuenta que el top 3 es para Drake, J Balvin y Calvin Harris, no son malas posiciones para los “viejos rockeros”, cree Guillén. Álvaro Bouso, jefe de catálogo de Sony Music (sello Legacy), reconoce que, al menos en España, esta clase de profesionales mantiene mayor tirón en formato físico, aunque “con el paso del tiempo se va aumentando su consumo en streaming”.

El fenómeno se repite a la hora de verles en directo. Raphael o Julio Iglesias agotan entradas para sus recitales. De nuevo los prejuicios. La capacidad para adquirir una entrada y la edad. “Indudablemente, el público de más edad tiene por lo general más recursos económicos. No es cuestión de fidelidad, es cuestión de dinero y de tiempo. Ahora los festivales de verano se “pelean” por tener a las estrellas de la música en exclusiva y estoy seguro de que si Ed Sheeran, que mayoritariamente atrae a público joven, hubiera confirmado un único concierto en el pueblo más remoto de una esquina de España, se habría llenado y habría vendido todas las entradas. Los más mayores viajan en AVE o avión y duermen en hotel, mientras que los más jóvenes viajan en Autocar o Bla Bla Car y duermen en camping”, puntualiza Iván Guillén. Además, subraya, la oferta de entradas se está diversificando. En un concierto de Metallica, por ejemplo, se pueden adquirir localidades que van desde 85 euros para una silla en pista hasta 2.048 euros por garantizarte una foto con la banda. Pero para conseguir esos llenos hay que ir más allá del espectador coetáneo. “En los conciertos de McCartney, Springsteen o Stones ves abuelos, padres y nietos. Juntar tres generaciones no es nada fácil y ellos lo consiguen”. Como resume Álvaro Bouso: “Es posible que ninguno de ellos necesite seguir haciendo música para vivir pero su compromiso con la música – con mayúsculas- es intachable. Carreras largas generalmente significan repertorios largos y conciertos repletos de hits”.

Avicii . Una efímera historia de éxito, fama y ausencias vitales con un desenlace trágico

No hay más que repasar la historia de la música rock y pop para constatar que muchas son las carreras que empiezan y muy pocas las que se consolidan a lo largo de las décadas. Incluso en el caso de aquellos artistas que han gozado de algún éxito en un momento puntual. ¿Veremos actuar dentro de cuarenta años a los que hoy son rutilantes estrellas de las radio fórmulas juveniles? “Todos los artistas han pasado por horas bajas”, recuerda Bouso. “Por encima de todo, hacen falta canciones que defender, un repertorio que resista el paso del tiempo”. Es difícil que lleguen todos, pero Iván Guillén confía en Ed Sheeran o Bruno Mars (“…tienen mucha calidad en sus propuestas, (…) han crecido poco a poco y se van a mantener muchos años”). En la escena española, sus pronósticos apuntan a Leiva y, con algo más de prudencia debida a su juventud, a Sofía Ellar, Andrés Suárez, Los Zigarros y Sidecars.

Gregg Fied, batería de Frank Sinatra, recordó hace unos años para Vanity Fair cómo fueron los últimos años de “La Voz” sobre el escenario. (Sin mayor anuncio especial, Sinatra ofreció su último recital el 25 de febrero de 1995 en el hotel Marriott de Palm Desert, una localidad californiana de alrededor de 40.000 habitantes). “Cada vez se iba haciendo más difícil ignorar el carácter profético de My Way, cuando la letra decía aquello de “y ahora, que el final está cerca, me enfrento al último telón”. Pero para eso hay que permanecer encima del escenario.

Imagen de portada: composición de varios artistas. De derecha a izquierda :Paul McCartney, Bárbara Streisand, Julio Iglesias y Rod Stewart
Escrito por

Periodista. Jefe de redacción en Non Stop People. Ha trabajado en Intermedios de la Comunicación, Onda Cero, Popular TV, esRadio y 13TV.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons