Diario de análisis, reflexión y valores    

 

El vulgar “Jack Reacher” de Tom Cruise

Jack Reacher, el ex policía militar al que vuelve a dar vida Tom Cruise, se vuelve vulgar en esta secuela llena de fugas y persecuciones. Una supuesta hija y unos altos niveles de violencia no dejan bien parado al estreno.

FICHA TÉCNICA

JACK REACHER: NUNCA VUELVAS ATRÁS (**)

Jack Reacher 2: Never Go Back

(EEUU, 2016)

Dirección: Edward Zwick

Guión: Richard Wenk, Marshall Herskovitz, Edward Zwick (Novela: Lee Child).

Reparto: Tom Cruise, Cobie Smulders, Danika Yarosh, Aldis Hodge, Sue-Lynn Ansari, Teri Wyble, Holt McCallany, Robert Knepper, Tilton Lipoma, Madalyn Horcher, Michael PapajohnPatrick Heusinger.

Duración: 118 min

Género: Acción / Thriller

Jack Reacher es un ex policia militar que en su primera entrega en 2012, también interpretado por Tom Cruise, ya tuvo que enfrentarse al sistema desde su anonimato para descubrir la verdad sobre una serie de asesinatos.

En esta ocasión, Reacher vuelve a la carga desde su vida nómada de ex policía militar cuando se entera de que su contacto en el ejército de EEUU ha sido encarcelada. Cruise convierte al personaje en un antisistema que lucha contra el poder establecido y contra todo lo que se le ponga por delante para probar la inocencia de una compañera.

La secuela no sólo cambia de director, pasa de Christopher McQuarrie a Edward Zwick -director de Cruise en El último Samurai– también cambia el sentido de una cinta entretenida y con minutos de tensión. Jack Reacher: Nunca vuelvas atrás se queda en un matón capaz de pelearse con hordas de sicarios junto a una atractiva Susan Turner interpretada por Cobie Smulders. Por si fuera poco, el guión introduce a una posible hija de Reacher fruto de una relación con una mujer que no recuerda.

tom cruiseDos horas de película que se hacen largas al final, incluso para el espectador que quiera evadirse un rato de la realidad a base de peleas y diálogos poco productivos. La precuela pesa mucho en este tipo de cintas y mantener el nivel es complicado. Misión: Imposible es el claro ejemplo de que secuela tras secuela se puede conseguir un producto de autor y entretenido.

Los dos protagonistas representan el antagonismo dentro de la corrección militar. Reacher esta de vuelta de todo y no asume las normas mientras que Turner busca la rectitud espartana para avanzar dentro del ejército americano. Su relación no llega a cuajar por la presencia de Samantha Dayton (Danika Yarosh) que pasa a ser una especie de molesta hija para la pareja que trata de averiguar la verdad del caso y huir de la policía. Tom Cruise y Edward Zwick no pasarán a la historia con este film que se puede calificar de entretenido, sin más.

Escrito por

Periodista en El Debate de Hoy. Presentador del programa de fútbol sala, Pista Azul.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons