Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“El hombre del corazón de hierro”: una recreación deshilachada de Heydrich el terrible

El cineasta francés Cédric Jiménez (Conexión Marsella) vuelve con una película sobre la historia de Reinhard Heydrich, una de las figuras más temibles de las SS nazis, en un retrato algo soso y descompensado cuyo interés no va más allá de una recreación notable de hechos históricos.

FICHA TÉCNICA

El hombre del corazón de hierro (**)

The Man with the Iron Heart

Francia, 2007

DirectorCédric Jimenez

GuionAudrey Diwan, David Farr, Cédric Jimenez (Novela: Laurent Binet)

RepartoJason Clarke, Rosamund Pike, Jack O’Connell, Mia Wasikowska, Jack Reynor, Geoff Bell, Volker Bruch, Barry Atsma, Kosha Engler, Krisztina Goztola, Björn Freiberg, Luca Fiorilli, James Fred Harkins Jr., Kristóf Ódor

Para quien sea un fan de la historia del partido nazi, el nombre del general Reinhard Heydrich debe resonarle con fuerza. Tras haber causado una profunda impresión durante una entrevista con Himmler, Heydrich fue puesto a la cabeza de un grupo de contrainteligencia de las SS encargado de depurar el partido y de despejar su camino de cara a las elecciones del 33. En su imparable ascenso, el apodado como el hombre de “corazón de hierro” llegó a ser nombrado protector de las regiones de Bohemia y Moravia. Conocido por su tenacidad marcial y carácter implacable, Heydrich fue aparentemente el ideólogo de la famosa Solución final para la cuestión judía, cuyo terrible desenlace bien conocemos.

Sin lugar a dudas, El hombre con el corazón de hierro es una película de una producción meritoria. Tanto es así que durante los primeros compases todos los elementos parecen indicar que estamos frente a un buen film: el vestuario, la música, unas interpretaciones sólidas (Jason Clarke, Stephen Graham), la fotografía, etc. No obstante, pese a un comienzo prometedor, los minutos pasan y pasan y ni la bella Rosamund Pike aparta de nosotros la sospecha de que estamos frente a otra peli de nazis que añadir al montón.

el hombre del corazon de hierroA ello se suma que, para ser un biopic de un nazi sanguinario y sin conciencia, la cinta se ve extrañamente deshilachada, al dejar que la trama secundaria acabe cobrando un inexplicable protagonismo en el último tramo. Es casi como si el director o los productores se hubiesen aburrido de antemano ante el personaje de Heydrich o como si en realidad quisiesen contar otra cosa, centrándose en la colaboración de británicos y checoslovacos en su guerrilla contra el partido nazi, dejando al final al espectador algo desengañado.

Todo contribuye a que la película no sea más que una recreación notable de hechos históricos, que conecta de algún modo con la larga tradición del espíritu del cine documental francés, pero que no vuelve interesantes ni a la historia ni a los personajes.

Salvo para los amantes del cine histórico, yo consideraría otras opciones para este fin de semana.

Escrito por

Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la USP CEU. Ha trabajo en medios como Fila Siete y Punto Radio.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons