Diario de análisis, reflexión y valores    

 

“El día de mañana”. Un hombre que renuncia a buscarse en pleno franquismo

El día de mañana es una de las grandes series del año. La historia de Justo Gil, un hombre sin valores, enamorado y que prefiere crear su propia realidad, con el franquismo como telón de fondo.

El día de mañana, la serie de Movistar+ dirigida por Mariano Barroso, es una de las mejores series españolas de los últimos años. Eso sí, para quien no la haya visto todavía, el mejor consejo que podemos ofrecerle es que, en la medida de lo posible, olvide ese merecido y casi unánime reconocimiento. ¿Por qué?

Primero, porque ya sabemos lo que suele ocurrir cuando nos recomiendan vivamente una serie, una película o un libro. Y, segundo, porque no es una serie que atrape desde el primer momento. La suya es una carrera de fondo, no de velocidad, algo que se agradece en una serie y más aún cuando apenas hay signos de fatiga en un trayecto que, por otra parte, es corto: la serie solo tiene seis episodios.

El día de mañana no necesita más para contar la historia de Justo Gil -gran composición la del actor Oriol Pla-, un personaje en el más amplio sentido de la palabra que llega a la Barcelona de principios de los años 60 con su madre enferma, sin dinero y sin trabajo. Lo que sí tiene es algo que le permite ir superando obstáculos en su vida a cada cual más complicado. No sería justo, con “j” minúscula, reducir ese algo a un calificativo como “caradura”. Que lo es y mucho. Y tampoco lo sería encumbrar ese algo a la categoría de “tenacidad”. Que también la tiene, y mucha.

Podríamos definir a Justo Gil de muchas formas y todas ellas seguro que serían ciertas y, al mismo tiempo, incompletas por separado. De hecho, es lo que ocurre cuando los otros protagonistas comparten sus impresiones sobre Justo Gil con un interlocutor al que no conoceremos hasta el tramo final.

Una de las virtudes de El día de mañana, la serie que adapta la obra homónima de Ignacio Martínez de Pisón, es precisamente que no se detiene a juzgar a Justo -el nombre del personaje seguro que no es aleatorio-, sino que deja que seamos nosotros, como espectadores, quienes intentemos dar respuesta a la pregunta de quién es Justo Gil. Probablemente ni siquiera él mismo lo sepa, bajo esa apariencia de hombre seguro de sí mismo que pinta de optimismo la realidad, por oscura que sea.

Un hombre que no se busca

La ausencia de creencias, ideales, principios y referencias morales lleva a Justo Gil a crear su propio mundo. Y como ese universo no es real, cae en la falsedad. Su único alimento espiritual, su única verdad, es el amor que siente por Carme – excelente también la interpretación de Aura Garrido-. Carme es la Dulcinea que mueve a esta suerte de quijote atrapado en la soledad por mucha gente que haya a su alrededor.

Los dos personajes, aunque parezcan estar en libertad, en el fondo están encerrados. En jaulas distintas. Si la de Justo es la utopía, la de Carme es la realidad. A él le vendría muy bien ese baño de realidad. Y a ella, la utopía de Justo. La diferencia es que Carme busca y encuentra -en el teatro- esa carencia. Justo, en cambio, huye de lo real y de sí mismo. No se encuentra porque no se busca. Y si en algún momento se encuentra es porque está cerca de Carme.

Otra buena señal de la serie: El día de mañana invita al silencio y a la reflexión cuando llegamos a su final. Para entonces habremos disfrutado del brillante trabajo de Karra Elejalde como el oscurísimo comisario de policía Landa. Sin embargo, también habremos asistido a un innecesario subrayado de violencia y a la enésima inclinación de la balanza hacia el mismo lado cuando una ficción está ambientada en un hecho tan penoso para todos, sin distinción, como la Guerra Civil o, como en este caso, en el franquismo. También para entonces seguiremos preguntándonos quién es realmente Justo Gil y si, aunque queramos negarlo como él hace con la realidad, en el fondo tenemos algo de él. Y ahí, hablando con nosotros mismos, sí que no hay engaño que valga.

Imagen de portada: Fotograma de El día de mañana | Movistar+
Tags publicados
Escrito por

Periodista. Editor de Cine y Series en Radar, la web de cultura y ocio de El Corte Inglés. Colaborador web en diferentes portales de Antevenio. Antes, en Diario Qué!, Que.es y la web de deportes Grada360 del grupo Vocento.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons