Diario de análisis, reflexión y valores    

 

Día Internacional del Libro . Detalles poco conocidos de una festividad de origen español

Hay detalles históricos y actuales poco conocidos del Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor. Curiosidades que hacen de esta celebración mundial una fiesta con historia y estrechos vínculos con España.

El Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor nos presenta cada año la oportunidad de recordar el inmenso valor de los libros desde múltiples perspectivas: como transmisores de conocimiento, como sólidos defensores de principios, como puertas de acceso a la empatía y la diversidad cultural y, desde un punto de vista material, como piezas de ocio y consumo, y fuente de ingresos y empleo para editoriales y autores.

El Día del Libro incluye, -y al mismo tiempo es más que eso- la historia de San Jorge y el obsequio de una rosa. Sustentan esta celebración detalles históricos y actuales poco conocidos, pero importantes para conocer todo su alcance, así como el protagonismo que ha tenido y conserva España en su origen y celebración.

El descender de las Humanidades . Apología de una carrera en peligro de extinción

De origen español

El Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor guarda, en su propia concepción, una estrecha relación con las efemérides. Y no solo por la fecha de celebración actual, 23 de abril, día en el que, salvando supuestos y desajustes, fallecieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega hace más de cuatro siglos, en 1616. Su origen está igualmente vinculado a una de las grandes efemérides del calendario literario universal, y guarda una relación directa con España.

El rey Alfonso XIII firmó en 1926, en plena Edad de Plata de la cultura española, un Real Decreto por el cual quedaba instaurada, el 7 de octubre, día del natalicio atribuido a Cervantes por entonces, la celebración de la Fiesta del Libro Español; además, el Decreto incluyó la ampliación de bibliotecas en toda España y la activación de diversas acciones para el fomento de la lectura. Se atribuye la redacción del texto legislativo al principal promotor de la festividad, el editor y escritor valenciano Vicente Clavel, vicepresidente primero de la Cámara del Libro de Barcelona.

Clásicos con olor a mar . Libros de aventuras, viajes, historia y hasta política de proa a popa

En 1930 se decidió cambiar la celebración al 23 de abril, fecha de la por entonces documentada defunción de Cervantes, y de ahí a la propuesta que el mismo Gobierno de España, junto con la Unión Internacional de Editores (UIE) realizaron en 1995 a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) para convertir esta celebración en un homenaje mundial a los libros y autores.

Cataluña, España y Europa quedan entrelazadas por los libros, conformando juntas toda una lección de confraternidad en torno a la cultura que conviene no perder de vista precisamente en nuestros días, en los que el desconocimiento de la historia pretende acabar con la unidad.

¿Por qué nos gusta tanto “Homo Deus”? . Harari y su falsa esperanza para la Humanidad

Para los jóvenes

En su instauración como fecha de celebración mundial en 1995, la UNESCO alienta “a todos, y en particular a los jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y a valorar las irremplazables contribuciones de aquellos quienes han impulsado el progreso social y cultural de la humanidad”.

El argumentario, además de llamar la atención sobre los autores, esa segunda parte tantas veces olvidada que también conmemora el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor, dedica una mención especial a la juventud. Más allá de las palabras, haciéndolas realidad, el vínculo de esta fecha con la juventud quedó acentuado con la creación, el mismo año de 1995, del Premio UNESCO de Literatura Infantil y Juvenil en Pro de la Tolerancia.

El galardón se otorga cada dos años por la UNESCO, con la colaboración española del Grupo Editorial SM. Se distinguen publicaciones infantiles y juveniles de ficción, en pro de la paz y la tolerancia, en dos categorías: libros para niños de hasta 12 años y para jóvenes de 13 a 18 años.

Nuevo programa para el fomento de la lectura . Un hábito que necesita tiempo y espacio

Capital Mundial del Libro

El espíritu que alienta la celebración del Día Mundial del Libro no acaba el 23 de abril. Una ciudad cada año, elegida por la UNESCO tras la elección de un Comité formado por la Unión Internacional de Editores (UIE), la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios (IFLA) y la Federación Internacional de Libreros (IBF) es designada responsable de mantener los principios impulsores de la celebración mediante actividades que tengan el libro y la lectura como ejes articuladores.

El nivel del compromiso habitual, tanto local como nacional de las ciudades que presentan su candidatura, así como la calidad e impacto potencial del programa de actividades presentado y, por supuesto, la conformidad de la nación con los principios de libertad de expresión, de publicación y difusión de la información, son algunos de los criterios revisados por el Comité. Madrid (de nuevo España), fue en 2001, fecha de la primera edición de este reconocimiento anual, la primera Capital Mundial del Libro designada por la UNESCO.

Escrito por

Graduado en Periodismo y Humanidades. Experto Universitario en Gestión y Programación Web. Profesor de Comunicación Digital en la USP CEU. Profesor asociado del CEU Institute for Leadership, Ethics and Advanced Development. @ferbovi

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons