Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“Converso” . Un agnóstico director y protagonista que conversa para entender

Converso es una película sobre la familia, la armonía y la fe. David Arratibel se convierte en director y casi protagonista para intentar explicar una situación familiar: sus parientes cercanos se convierten de repente al cristianismo y él trata de averiguar qué hay detrás de esas decisiones.

FICHA TÉCNICA

Converso

España, 2017

DirectorDavid Arratibel

GuionDavid Arratibel

RepartoDocumentary, Raúl del Toro, María Arratibel, Pilar Aranburo, Paula Tellechea 

Género: Documental

Web

Tres premios lleva ya cosechados este sorprendente documental: Cádiz, Pamplona y Málaga (una Biznaga de Plata). Y ahora está en el festival donostiarra, un certamen internacional. Esta singular producción está a caballo entre el moderno documental de creación y un reportaje de periodismo de investigación. Tan directo e inmediato como la vida misma. Así es la película de David Arratibel. ¿De qué trata? Este joven director asiste con estupor a una cascada de conversiones al cristianismo en el seno de su familia. Primero, su cuñado, más tarde, su hermana mayor, su madre, su otra hermana… Él, además de no entender dichos procesos, se siente marginado de algún modo, al no compartir esa experiencia de fe con su familia. Ante esa situación de desconcierto, decide recurrir a lo que conoce: el cine. Así que se pone detrás de la cámara y empieza a grabar para tratar de comprender lo que les ha sucedido. Entrevistas, conversaciones y variados recursos, llamados a hacer emerger o a sugerir, en lenguaje audiovisual, algunos de los misterios que David quiere conocer.

conversoConverso cuenta con una de las virtudes más buscadas y difíciles de alcanzar en un documental, esto es, conseguir transmitir una indudable sensación de autenticidad. De hecho, todo el mundo coincide que este film es, en cierto modo, un pedazo de vida, un abanico de experiencias directas, hasta el punto de que en algún momento parecemos asistir a un reality show, si es que pudiéramos imaginar una versión noble de tal denominación. A esta autenticidad se añade otra atípica característica. Normalmente, este tipo de films de naturaleza testimonial cristiana se conciben desde su origen con fines didácticos o evangelizadores. Sin embargo, este, por razones obvias, carece de intenciones catequéticas. Su director no desea comunicar o testimoniar la fe, ya que él no la tiene. Solo desea mostrar para tratar de entender. Sin trampas ni concesiones, sin omisiones o añadidos deliberados. Y consigue, así, una frescura que hace que el espectador se sienta verdaderamente libre, no manipulado ni llevado en una determinada dirección -como ocurre en algunos films, a veces de forma grosera- . Es curioso cómo el realizador del documental, normalmente invisible, aquí es uno de los protagonistas, y en varias ocasiones aparece incluso en cuadro como un personaje más. Y es que él es interlocutor principal, dado que el film busca responder a sus preguntas, no a las del espectador. David conversa, no entrevista. De ahí la diferencia. Y el título del film.

Una vez dicho esto, alguien podría pensar que estamos ante un documental ramplón, sentimental o cargado de lugares comunes. Sin embargo, el tratamiento argumental es muy fino, elegante incluso, y a menudo gira en torno a cuestiones nada banales, como la relación entre belleza y sentido religioso o el valor sagrado de la música. El hecho de que varios miembros de la familia protagonista se dediquen a la música profesionalmente facilita esta sensibilidad, que aporta mucho al documental. En cualquier caso, y dado que el film está atravesado de la misma frescura e inmediatez de la vida, cada cual puede hacer -como está ocurriendo, de hecho- su propia lectura del mismo. Hay quien ve una reflexión sobre la naturaleza de los lazos familiares, otros descubren un film sobre rencores, perdones y heridas sin cerrar, los hay que ven un film genérico sobre la dimensión espiritual del ser humano y su sentido religioso… y es que todas estas cosas están ahí plasmadas. Un pozo sin fondo. Insisto, como la vida misma.

Escrito por

Director de Cine de la Conferencia Episcopal Española y crítico cinematográfico en medios como 13Tv, Cadena Cope y el semanal Alfa&Omega.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons