Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“Whitney”, el valiente documental que es un canto a la verdad sobre la vida de la artista

Kevin MacDonald profundiza en la vida de Whitney Houston a través de un documental valiente y revelador. La trayectoria de una gran estrella en la que las luces y las sombras tuvieron sus periodos de protagonismo.

FICHA TÉCNICA

Whitney

★★★★★

Documental

Dirección:  Kevin Macdonald

Reino Unido, 2018

120 min.

Productora: Lightbox

Sitio web

Hay una palabra que, sin ser un adjetivo, quizá califique mejor que ninguna otra a Whitney, el largometraje documental sobre la vida de Whitney Houston realizado por Kevin MacDonald. Esa palabra es verdad. Un nombre común que se esconde -en realidad, que se muestra, porque el documental no esconde nada- detrás de un nombre propio, el de Whitney, que está entre los más grandes de la música del siglo XX sin distinción de sexo ni de estilo.

El sustantivo ‘verdad’ es un nombre común. Lo que está lejos de ser común es encontrar esa verdad en una sociedad capaz de destruir a alguien a una velocidad aún mayor a la que lo encumbra. Y eso es algo que está muy bien reflejado en el documental. Una película puede tener mucho de verdad, aunque nazca de la ficción, y un documental puede tener mucho de mentira, aunque parta de la realidad. Por suerte, no es el caso de Whitney. Todo lo contrario.

Kevin Macdonald, director del filme El último rey de Escocia y ganador del Óscar al Mejor Documental en el año 2000 por One Day in September, firma con Whitney un documental biográfico -ahora sí vienen los adjetivos- sincero y valiente. Conmovedor y desgarrador. Brillante y oscuro a partes iguales. Revelador hasta en las pausas que hacen varias de las personas importantes en la vida de la cantante al recordarla. Y esclarecedor incluso en los silencios, como el de su exmarido, Bobby Brown, ante la cámara, para no hablar de la influencia de las drogas en el trágico y prematuro final de la vida de la artista.

La riqueza de los testimonios y de los sorprendentes vídeos caseros que muestra el documental ayudan a que a Whitney, el documental, no le haga falta esa declaración de su exmarido. Al recuerdo de Whitney, la persona, tampoco.

En Whitney hay un silencio más valioso que el de Bobby Brown: el del realizador Kevin Macdonald, que deja no solo que sean los demás quienes hablen de Whitney Houston, sino que sea también la propia artista quien nos hable de ella misma con sus vídeos caseros, sus entrevistas y con lo más importante: su portentosa voz.

No hay que arriesgar mucho para adivinar que un documental tan brillante como Whitney será tristemente reducido al impacto de las polémicas que contiene sobre la vida y la muerte de la cantante y actriz. Con el contenido del documental era difícil no caer en el morbo, pero Kevin Macdonald ha sabido proteger al documental, y a la persona, del sensacionalismo, al que deja retratado con las crueles bromas que se hicieron en la televisión y en la prensa escrita sobre las adicciones de Whitney Houston en una de las peores etapas de su vida.

Sería muy fácil poner el adjetivo “difícil” a la vida de Whitney Houston. Pero, más que fácil, sería injusto porque el documental nos enseña con su sencillez a no juzgar a las personas. Y eso sí que a todos nos resulta difícil, más aún cuando el juicio se adelanta al conocimiento y se convierte en prejuicio. Reconozco que yo lo tenía antes -y al inicio de la proyección- de quedarme atrapado a la butaca con Whitney. Con la persona y con el documental, que también habla de la esperanza, reflejada en el intento de Whitney Houston por escapar de la oscuridad de las drogas en la última etapa de su vida, cuando volvió a trabajar en el cine y, sobre todo, cuando volvió a tener algo tan poco valorado como una rutina. Claro que de esa esperanza, por desgracia, seguro que no interesará hablar.

El exhaustivo trabajo que fácilmente se intuye detrás de Whitney, la contundencia de muchos de sus testimonios y el valor -en cuanto a valía pero también en cuanto a valentía- del material audiovisual que muestra se ven reforzados por la generosa y acertada dirección de Kevin Macdonald, que da la última palabra -cantada- a Whitney en el documental para recordarla de la mejor manera: iluminando el escenario con su voz y con su sonrisa. Un escenario tan grande como el mundo.

Imagen de portada: Escena del documental Whitney | Lightbox
Escrito por

Periodista. Editor de Cine y Series en Radar, la web de cultura y ocio de El Corte Inglés. Colaborador web en diferentes portales de Antevenio. Antes, en Diario Qué!, Que.es y la web de deportes Grada360 del grupo Vocento.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons